domingo, 17 de junio de 2018

Diabolik Lovers VERSUS IV Vol 6: Laito vs Yuma

SF: Esta traducción es traída a ustedes gracias a violet-sin quién tuvo la amabilidad de pasarme los tracks para traducir este cd ^^.


Cv: Daisuke Hirakawa, Tatsuhisa Suzuki 


Track 1: En el aula durante la medianoche


Yuma: Ya casi es la hora acordada, ¿no?


Laito: Tienes razón, me pregunto qué es lo que va a comenzar.


Yuma: Tch, desde hace un rato que actúas tan alegremente. ¿Entiendes en qué situación estamos? 


Laito: Claro que sí. Las clases acaban de terminar en una escuela a media noche, que nos llamen a estas horas es muy tenebroso. Aprovechando, bitch-chan, ¿quieres hacer algo divertido? Haciendo una reacción tan ambigua, ni si quiera iba en serio.


Yuma: No bromees, a ustedes también les llegó, ¿no? Una de estas cosas *saca una carta*. Es una carta que me entregó un tsukaima, aquí está escrito el lugar de reunión y la hora. El nombre del remitente es ''Kino''.


Laito: Me llegó una igual, quién imaginaría que también te llegaría una, a ti que vives en el Edén ubicado en el mundo de los demonios. Esto no parece ser solo una invitación.


Yuma: Eso es obvio, más que eso parece un tipo de crimen. Últimamente la destrucción del Edén ha avanzado... el mundo de los demonios está en una situación bastante grave y para colmo en el mundo humano ha aumentado la caza de demonios... ''Si no quieres que sigan pasando cosas terribles acepta tranquilamente participar en este juego'', escribió algo tan desagradable. No sé quién será ese bastardo de Kino, pero se atrevió a escribir esto, de seguro sabe algo. Me aseguraré de atraparlo y hacerlo hablar.


Laito: Deberías dejar de preocuparte por lo que le pase al mundo de los demonios.


Yuma: Mis hermanos están haciendo todo lo que pueden por protegerlo, no puedo dejarlo.


Laito: ''Hermanos...'' Bueno, dejando eso de lado, nosotros dos y bitch-chan fuimos invitados, es una combinación bastante rara. Este anfitrión llamado Kino, ¿qué es lo que querrá hacer?


Yuma: Ni idea, el fue el que nos llamó y ni si quiera se ha presentado... ¿qué le pasa?


Laito: ¿Será solo una travesura? O... como pensé, ¿no deberíamos seguir con la idea de hacer cosas prohibidas en la escuela mientras es de noche? Bitch-chan, ¿qué tal si nos divertimos los tres? Nfu, otra vez fingiendo ser una santa. ¿O acaso me estás tentando al fingir que no quieres? Si que eres molesta.


Yuma: Tch... Desde hace un rato que molestas ¡No es momento de hacer bromas ridículas! No dejas de insistirle esas cosas obscenas. ¡Das asco!


Laito: ¿Eh? ¿Por qué te pones tan serio con esto? ¿Acaso tuviste algo con ella antes?


Yuma: ¿Qué dijiste? *sonido* ¡...! ¿Qué...?


Laito: Es la campana para volver a clases... no es posible que sea eso.


Yuma: ¡...! ¿Un apagón? 


Laito: No es solo en esta sala,  parece que la luz de toda la escuela se ha ido.


Yuma: Tonta, no te levantes, nosotros podemos ver en la oscuridad, pero tú no. Ya veo, entonces está bien, aunque la luz de la luna no es suficiente. Por cierto, ¿por qué hubo un apagón?


Laito: ¿No significará que ya comenzó el juego al que fuimos invitados? ¿Hm...? Ah, mira, el reloj, como está oscuro se ve más brillante. Sobre el número doce está brillando un poco, como pensé, hay cámaras de vigilancia. En una de las esquinas del cuarto de limpieza, cerca de la pizarra, debe de estarnos viendo con eso.


Yuma: Maldición, si que le gusta ver las cosas desde la cima... ¡Oye! ¡Déjate de trucos y sal! Haciendo estupideces como esta... *golpea algo* ¡...!


Laito: ¿Para qué tiras la pizarra?


Yuma: Se cayó, no es mi culpa, además, mira esto, hay algo escrito en la pizarra.


Laito: Es verdad. ''Prueba número uno; uno de los dos vampiros debe beber la sangre de la joven, hasta que cumplan con la misión no podrán salir del salón''. ¿Se supone que es un tipo de tarea? Así que la campana de antes era una señal de que empezaba la clase *risa*. Que clase más educativa y además conoce a sus conejillos de indias, sabe que somos vampiros.


Yuma: Como si fuera a participar en este ridículo juego... Voy a darle una paliza a ese bastardo de Kino, después de todo debe de estar en algún lado de la escuela *intenta salir pero se electrocuta*. No es gran cosa... además, ¿qué fue eso?


Laito: Podría ser... *se electrocuta* Como pensé, tampoco puedo abrir la ventana. No te preocupes, solo fue un poco de corriente, pero parece que nos encerraron con una barrera mágica.


Yuma: ¿Una barrera mágica?


Laito: Sí, toda la escuela está cubierta por una. Aquí dentro no podemos usar nuestros poderes de demonio y obviamente tampoco podemos intentar destrozar las puertas o las ventanas.


Yuma: ¿Cómo sabes eso?


Laito: Hm... no puedo explicarlo muy bien, pero digamos que solo lo siento así.


Yuma: ¿Ah? Oh... ¿acaso es gracias al poder de Karl Heinz-sama?


Laito: Ni idea.


Yuma: ¿No lo sabes? A pesar de que heredaste su poder...


Laito: No hay forma de que este poder me interese, solo fui obligado a heredarlo.


Yuma: Aún así, ¿no puedes usarlo para que salgamos de aquí? Deberías ser capaz de al menos destruir un edificio.


Laito: Sé usarlo, tampoco me gusta ser un completo ignorante de mí mismo.


Yuma: Tch... así que no podemos hacer nada... Maldición.


Laito: Y no sabemos qué pasará si intentamos salir a la fuerza... Parece que solo hay una forma de salir.


Yuma: Uno de los vampiros... debe beber de ella...



Track 2: Lección inmoral


Laito: Ahora, ¿qué hacemos?


Yuma: No importa como lo vea, esta orden me saca de quicio. ¿Cuál será el objetivo de Kino?


Laito: Ni idea, ¿y si le preguntas? Aunque dudo que responda ¿Hm? Bitch-chan, estás temblando, ¿tienes miedo? Tranquila, no sé quién es Kino, ni qué es lo que estará pensando, pero no parece que quiera matarnos de inmediato. Bueno, primero intentemos seguir sus órdenes y ver que pasa.


Yuma: Yo no pienso ser la marioneta de un tipo que no conozco. Si tengo que obedecerlo, entonces prefiero no salir de aquí.


Laito: Hm... Entonces quédate allí quieto, yo ejecutaré la primera prueba.


Yuma: ¿Ah? ¿Lo dices en serio?


Laito: Por supuesto, a mí tampoco me importa mucho el no poder salir, pero este tipo de pruebas no están mal de vez en cuando. Además... bitch-chan, ¿tú también estás conmocionada, no? Las pruebas que deciden si es que vivirás o morirás también pueden ser placenteras. Aunque intentes ocultarlo, es obvio lo que sientes desde lo más profundo de tu corazón.


Yuma: Tch... diciendo lo que se te da la gana....


Laito: Tú solo espera allí tranquilo. 


Laito (1:53): Vamos acércate más. Oye, ¿no crees que estar en una sala de clases por la noche es romántico? Puede que sea más excitante de lo normal, debo esforzarme por no beber toda tu sangre de una vez y terminar matándote por accidente. Ahora... ¿desde donde debería succionar? Este delgado cuello es encantador. Ah, ¿qué tal desde la palma de tu mano? Es una zona donde hay muchos nervios así que con una simple lamida ya te excita, ¿no? *lame tu mano*


Laito (2:57): ¿Te hace cosquillas?  ¿O no quieres que solo te lama? Si no es suficiente, entonces di ''bebe mi sangre''. Parece que estoy cautivado por ti, así que puede que yo también lo disfrute. ¿Eh...? Pero si es algo sencillo, vamos, date prisa y dilo.


Yuma: ¿Por qué la estás obligando a seguir tus desagradables gustos? Si vas a hacerlo, entonces deja de decir cosas innecesarias y acaba de una buena vez.


Laito: ¿Qué? ¿De vernos te dieron ganas de succionar? ¿O quieres que nos divirtamos los tres? Así que tienes esos gustos.


Yuma: ¿Ah? ¡No digas estupideces!


Laito: ¿Eh? ¿A donde vas? Estoy seguro de que esta chica pondrá una expresión placentera.


Yuma: ¡No fastidies! ¡No quiero ver! ¡Me dan asco tus métodos!


Laito: Vaya, que pena... Y yo que quería mostrártela... Bueno, da igual, volvamos a donde estábamos y empecemos. Siéntate en esta silla *te sientas*. Así está bien. Vamos, continuemos, ordénamelo. Hm... ¿acaso más que dar órdenes, te gusta que te obliguen a hacer algo? Como pensé, eres toda una pervertida. Entonces dame tu otra mano. Te digo que me la des, vamos. *risa*


Laito (5:13): Muy bien, buena chica, como pensé, prefieres que te den órdenes. Desde que tomé tu mano has estado pensando que quieres que succione desde aquí, pero te daba pena pedirlo. Oye... ¿sabes cómo se sienten mis colmillos? Esa expresión, ¿estás impaciente por ellos? Como era de esperar de ti bitch-chan, eres muy buena negándote, pero no... Sé que mientes, quieres que beba pronto, ya que el dulce aroma de tu sangre se está haciendo más fuerte *risa*.


Laito (6:23): Que bien, eres muy tentadora, como recompensa succionaré de un lugar mejor que tu mano, como en este muslo interno *lo besa*. Tu cuerpo debe recordar cuanto duele que te muerda aquí, pero está bien, muy pronto se volverá placentero, ya que eres una bitch-chan que adora el dolor *muerde*.


Laito (7:24): Mira, cada vez se está volviendo más dulce *muerde*. Sé que está recorriendo todo mi cuerpo *muerde*. No quiero perder ni una sola gota *muerde* ¿Hm? ¿Qué? Ah... ahora que lo pienso, succioné tu sangre, pero no ocurrió nada y eso que terminé con la orden. Ah, ¿Acaso tiene que ser desde un ángulo en el que Kino pueda ver? En tal caso... *corre la silla*


Laito (8:24): De esta forma nos verá la cámara, tu cara de placer y la zona desde la que estoy bebiendo tu sangre, para que se vea bien... como pensé, tengo que beber desde esta zona. Está palpitando mucho, ¿quieres que te clave pronto mis colmillos? Estás creando un olor tan bueno y aún así no eres sincera. Sé que te gusta y que estás impaciente porque te muerda *besa esa zona*.


Laito (9:23): Te estás volviendo más sensible, me pregunto qué tipo de voz escucharé cuando te clave mis colmillos. Llora un montón para poder complacerme *muerde*. Sí... esa expresión... es muy buena. Me pregunto qué sentirá Kino al vernos. Al ver tu expresión de placer, imaginar el olor de la sangre, ¿se estará divirtiendo? Oye, ¿tú qué crees?


Laito (10:30): Vamos, no debes oponerte, si no le mostramos esto no podremos salir, mira la cámara. Otra vez finges que no te gusta. Como hablamos de ti, ¿no será que en realidad disfrutas esta situación? Que alguien que no conoces vea que te haga esto te excita, ¿no? Mira, el olor de tu sangre se ha vuelto más dulce, es irresistible *muerde*.


Laito (11:30): Que bien, es de lo mejor, dame más, más.


Yuma: Oye, ya fue suficiente *lo aleja de ti*.


Laito: ¿Qué...? ¿Ya se acabó? Que pena...


Yuma: ¿Como puedes decir eso luego del festín que te diste? Sus llantos han sido molestos desde hace un rato.


Laito: ¿Acaso te dieron celos? Como pensé, tú también querías beber.


Yuma: Cállate, no es eso. Más importante, escuché a la puerta desbloquearse, esta prueba fue superada.


Laito: Ya veo, así que era eso, no me había dado cuenta.


Yuma: Tch, en verdad eres un bastardo hartante... Oye, ¿puedes moverte? Entonces date prisa y ven, vamos. *salen de la sala*.



Track 3: Dulce tentación


Yuma: Tch, por aquí tampoco.


Laito: Parece que todas las salas están selladas con magia, los pasillos también, solo tienen algunas áreas libres. Es como si solo hubiera un camino ya establecido.


Yuma: ¿Nuestro destino ya está decidido? Esto cada vez me gusta menos.


Laito: Pero logramos salir de esa sala de clases, así que si obedecemos las órdenes puede que al final seamos capaces de salir de la escuela.


Yuma: ¿Crees que es momento de decir eso con tanta confianza? ¿Qué hacemos si nos convertimos en las marionetas del enemigo y al final nos mata?


Laito: Incluso si llego a morir en este lugar no me arrepentiré.


Yuma: ¿Quieres morir?


Laito: ¿Quién sabe~?


Yuma: Rayos, solo te la pasas tomando una actitud molesta, me da igual que te maten o lo que sea, pero no nos entrometas no mí, ni a ella.


Laito: Uhm, así que tampoco a ella. Ahora que recuerdo, para ustedes ella es la muy, muy importante Eva, es normal que la aprecien tanto.


Yuma: Lo dices como si tú no la apreciaras.


Laito: ¿Eh~? ¿Lo entendiste?


Yuma: ¡Maldito! *intenta atacarlo, pero lo detienes* No me detengas... ¿Eh? ¿La puerta? ¡...! Allí... esa es la enfermería.


Laito: Está abierta, parece que nos está diciendo que entremos allí.


Yuma: Incluso si es una trampa, no tenemos otra opción. Oye... postergaremos la conversación de ahora.


Laito: Entendido~


*entran a la enfermería y la puerta se cierra*


Yuma: ¡S-se cerró sola!


Laito: Parece que el siguiente juego acaba de empezar. Mira, hay algo escrito en la pizarra blanca. ''Prueba número dos; uno de los vampiros debe beber la sangre de la joven'' eso dice.


Yuma: ¿Otra vez...?


Laito: Succionar sangre en la enfermería, es tentador en un sentido distinto al que era en la sala de clases. Ahora bitch-chan, una vez más.


Yuma: ¡...!


Laito: Duele, ¿qué estás haciendo?


Yuma: No voy a encargártela, yo lo haré.


Laito: ¿No que te molestaba el ser la marioneta de Kino?


Yuma: Es cierto que me saca de quicio, pero me molesta más el que juegues con ella. Nuestras vidas están en riesgo, no es tiempo para bromas.


Laito: ¿Eh~? Solo deberíamos divertirnos.


Yuma: Riendo como un tonto... ¡no me gusta eso de ti! Oye, no tenemos por qué mostrarle esto a ese pervertido. Siéntate allí *te sientas en una camilla y Yuma corre la cortina*.


Laito: Oigan, si la cámara no los ve no sabrá que pasamos la prueba.


Yuma: ¡Cállate! ¡Aunque no lo digas ya lo sé! Hay cámaras en todas partes... Con que él no vea es suficiente, quédate quieta.


Yuma (3:59): Maldición... aún quedan las marcas de cuando él te mordió *lame las heridas*. Bien, con esto ya deberías estar mejor. ¿Qué es eso de que no le importa morir aquí? Habla como si lo supiera todo... me da asco. Además, si a ti te desagrada recházalo, no soporto verte así, que ese bastardo haga contigo lo que se le da la gana. No me respondas, es porque eres así que él se emociona. Maldición... yo no te veré como él, acabaré pronto, quédate quieta *beso*. 


Yuma: (5:00): Tu cuerpo está todo huesudo... ¿Ah? ¿Te preocupan las cámaras? ¿El techo? Tch, hay una allí... quiere que salgamos reflejados perfectamente, no queda de otra... Oye, date la vuelta. No te asustes, si te quedas tranquila no pasará nada más allá de que beba tu sangre, vamos. En esta posición, aunque vea que te estoy mordiendo, no verá tu rostro, es un poco mejor, ¿no? Sí, acabaré con esto de una vez *muerde*.


Yuma (6:17): No parece que la puerta se haya abierto... ¿Significa que no es suficiente? Si te da vergüenza alzar la voz, entoneces puedes morder una sábana, no dejes que ese bastardo de Kino te escuche *muerde*. Tan dulce como siempre... La siento enredarse en mi garganta *muerde* Dulce... *muerde*. No te muevas, luego no me culpes si mis colmillos se clavan en algún lugar raro *muerde*.


Yuma (7:22): Tanto el sabor como el olor está mejorando. ¿Te excita el estar apresada? Entonces, ¿por qué está tan dulce? Vamos... ¿no puedes responder? Tus piernas están temblando, aunque tengas miedo, no estás preocupada por la cámara, ¿verdad? Se siente bien, ¿no? *besa*. Tonta, te dije que mordieras la sábana, no me seduzcas demasiado.


Yuma (8:10): No, me sedujiste, esa voz es la prueba, toma la responsabilidad y acompáñame un poco más. Tu piel aquí es delgada, así que de seguro va a dolerte y darte placer *muerde*. Rayos... ¿estás satisfecha?


Yuma: (9:05): No puedo seguir, si lo hago no seré capaz de contenerme... Poniendo esa expresión seductora... Es una pena que no haya podido escucharte llorar como a un cerdo, pero parece que lo disfrutaste bastante.


Laito: Bitch-chan~.


Yuma: ¡...!


Laito: Eh~ que buena aura hay aquí.


Yuma: ¡Oye! ¡No entres así de la nada!


Laito: ¿Eh? ¿Por qué? Esta no es tu habitación ni nada por el estilo, no tienes derecho a decirme eso ¿Hm...? Ah~ tienes tus mejillas tan rojas, debes de haber disfrutado bastante. En verdad eres una puta.


Yuma: Te dije que no la tocaras.


Laito: Oye, tu rostro dice: ''soy distinto a ti'', ¿pero en verdad crees que puedes decir eso?


Yuma: ¿Qué dijiste?


Laito: Es que habías dicho tan orgulloso; ''no seré la marioneta de Kino'', pero con solo beber un poco de su sangre te olvidaste de ella y te sobrepasaste, ¿no? ¿No será que tú actúas más como su marioneta que yo, quién intenta divertirse?


Yuma: ¡...!


Laito: Parece que la puerta se abrió, ahora podremos avanzar, date prisa y devuélvemela.


Yuma: ¿Devolvértela...? La tratas como si te perteneciera, si que estás apegado a ella.


Laito: ¿Ah? ¿Yo? Debes bromear si crees que estoy apegado a ella. Como ves, no estoy amarrado a nada, incluso disfruto este juego donde mi vida está en riesgo. Y esta chica es igual, ¿verdad?


Yuma: Oye, no tienes que seguirle la corriente. ¿Que ella se divierte? ¿Qué te hace creer eso? Un pervertido como tú no tiene derecho a decir como es ella.


Laito: *risa*


Yuma: ¡...!


Laito: Tal y como ella dice, aunque se niegue no llegará a nada.


Yuma: Lo dejaré pasar por ahora, pero me las pagarás cuando salgamos.



Track 4: ¿Quién de los dos es más apropiado?


Laito: Ahora es el segundo piso, si nos ponen la misma prueba que antes me aseguraré de hacer que sea incluso más placentero que la vez anterior.


Yuma: Oye... aléjate de ese pervertido, no sabes qué puede hacerte.


Laito: Que cruel, yo solo-- *se cierra la puerta* Oh, la puerta volvió a cerrarse ¿Hm? Je... esta vez hay una pantalla sobre la entrada, tiene letras en esta.


Yuma: Tch... ¿la siguiente prueba?


Laito: Eso parece, bueno veamos que sigue. ''Prueba número tres; un vampiro adecuado para ella debe beber su sangre''. Je~ ''adecuado''. 


Yuma: Haciendo algo tan fastidioso, puso esa prueba porque sabe que pelearíamos.


Laito: Que buena prueba, ¿no crees? Con ella podremos ver quién es el vampiro más adecuado para ella. El creador del juego, visto desde un tercer punto de vista, probemos quién es más adecuado según este.


Yuma: Tú, ¿aún luego de ser manipulado tanto tiempo por Kino sigues divirtiéndote?


Laito: ¿Por qué te enojas tanto? Si no completamos las pruebas no podremos salir, al menos podemos divertirnos al realizarlas. ¿Oh acaso no te tienes confianza? Te da miedo no ser escogido.


Yuma: Maldito, no digas lo que se te da la gana. Si tanto quieres perder ante mí, entonces te demostraré que ganaré esta pelea.


Laito: Nfu~ entonces está decidido. Ahora bitch-chan, a partir de ahora vamos a decidir quién de nosotros es el más apropiado para estar a tu lado.


Yuma: Ven aquí. Oye, ¿por qué intentas escapar?


Laito: ¿Hm? Ya veo, quieres que nos pongamos celosos y nos peleemos por robarte del otro, en verdad eres una chica codiciosa y lasciva, pero... no podemos resolverlo así, si te dejas atrapar tan fácilmente, vamos, siéntate sobre el escritorio.


Yuma: ¿Por qué haces que esté sobre el escritorio?


Laito: Si vamos a hacer cosas buenas entre los dos es más fácil de esta forma. Ah, encontré algo perfecto para esta ocasión *te amarra*. Con esto no podrás usar tus manos, ¿qué tal? También te gusta estar amarrada, ¿no? Te amarré un poco fuerte así que debería dolerte un poco.


Yuma: Que desagradable...


Laito: Hacer algo típico no sería divertido, de esa forma esta chica se aburriría. Es inútil que intentes desatarte, es solo una forma de decirte que no te muevas. Pensar que tú sola te torturarías... en verdad eres pervertida~ *muerde*.


Yuma: Tch... haré que te olvides de sus colmillos. Haré que estés complacida incluso sin usar ninguna herramienta. Primero succionaré desde tu hombro *muerde*. Te gusta que te duela, ¿no? entonces te morderé un poco más fuerte *muerde*


Laito: Ah, que linda voz. Para mí, está situación se agradece, que los dos estemos succionando tu sangre y poder escuchar tu triste voz, hace que me maree. Ah... ¿te habrás raspado con el cable? Tus muñecas están sangrando, no tengo de otra, así que voy a sacártelo *te desata* y ahora *lame*. Nfu~ ¿te arde tu herida? ¿Te duele? ¿O acaso te excita hasta el punto de volverse adictivo?


Yuma: Oye, ignóralo, siénteme solo a mí.


Laito: No, no hagas algo tan injusto *muerde*. 


Yuma: ¡Oye!


Laito: Creo que te mordí un poco fuerte, perdón, pero es tu culpa por distraerte, voltea hacia acá. Nfu~ así es, esa expresión de terror es de lo mejor. No puedes evitar estar asustada, aunque quisieras escapar ahora mismo estás irremediablemente excitada. Esa expresión, muéstramela más. Ah~ pareciera que te estás derritiendo, luces muy depravada.


Yuma: Tch, no actúes a su antojo. Vamos... mírame a los ojos y dime desde donde quieres que succione, beberé desde donde quieras. Si no se te ocurre nada, entonces beberé desde un lugar que te guste. Déjame ver, ¿que tal aquí? *muerde* Rayos... me estoy volviendo a marear *muerde*.


Laito: Concéntrate también en mí. *muerde*. Estando tan expuesta, eres irresistible. Tú tampoco, no parecieras estar disgustado.


Yuma: *jadea*


Laito: Tú dijiste que yo estaba apegado a ella, ¿pero no será que tú eres el que está apegado?


Yuma: ¿Y qué con eso?


Laito: Eh... así que lo admites.


Yuma: Al estar contigo me di cuenta hasta el punto en que me fastidia, no puedo dejarla a tu lado, no voy a permitir que se quede a con un idiota que quiere morir. En el mundo hay quienes quieren vivir y ya no pueden hacerlo, ¿lo entiendes?


Laito: ¿Podrías no imponerme tus valores? Ahora solo debo divertirme, eso es mi todo. Ella también se está divirtiendo, así que está bien, mira su rostro derretido.


Yuma: ¡No cambies el tema!


Laito: Hm... que molesto, no tengo la intención de que me entiendas, si no puedes hacerlo, ¿entonces podrías dejarme en paz? Justo cuando pensé que podríamos llegar a divertirnos, vaya decepción.


Yuma: Kgh... siempre riéndote de todo ¡¿No hay nada que no estés dispuesto a dar?!


Laito: Yo no tengo algo así...


Yuma: Maldito... *te desmayas* ¡...! Cuidado, oye.


Laito: *risa* Ah, parece que bebimos demasiado.


Yuma: Oye, ¿estás bien?


Laito: ¿Eso es algo que deba decir alguien que hasta hace un momento estaba succionando un montón de sangre?


Yuma: ¿Ah...? Es cierto... no es momento para pelear, perdón...


Laito: Bueno, no sería divertido forzarla y que terminara perdiendo el conocimiento. Yo también lo dejaré hasta aquí, pero a pesar de que succionamos, es raro que no sucediera nada, la puerta no se ha abierto.


Yuma: ¿Qué se supone que hagamos ahora? ¡...! Oye, mira eso.


Laito: ¿Hm? Las letras en la pantalla han cambiado... ''Respuesta incorrecta, es una pena... el indicado para ella no es ninguno de ustedes dos...''  ''el vampiro adecuado para Eva... soy yo''.


Yuma: ¡¿Qué?!



Track 5: El paradero del juego


Yuma: ¿Eva? ¡Oye! ¡No sé que criterio usaste! ¡Pero debes de estarnos viéndonos desde algún lado con las cámaras! ¡¿Como sabes que ella es Eva?! ¡¿Quién eres?! ¡...! Las letras cambiaron.


Laito: Parece que esta vez no nos va a ignorar y nos responderá.


Yuma: Sí... ''Yo soy Kino, ¡¿el hijo oculto de Karl Heinz?!'' ''Laito es mi hermano''.


Laito: ¡¿..?! 


Yuma: ¿El hijo oculto de Karl Heinz-sama? ¿Qué significa esto?


Laito: ¿Hermanos...? ¿Su...hijo...? *risa*


Yuma: O-oye...


Laito: Así que era eso, hizo toda esta farsa porque al final, ¿su objetivo soy yo ya que poseo su poder? Tranquilízate, no me he vuelto loco, ya que desde hace tiempo que he estado roto. Pensé que ese tal Kino solo era un secuestrador, pero parece que me equivoqué. Su objetivo eres tú, Eva, lo que significa que busca convertirse en el gobernante del mundo de los demonios. La razón por la que me encerró en este lugar, debe ser porque quiere robar los poderes de Karl Heinz.


Yuma: ¡¿Ah?! ¡Entonces por qué me encerró a mí también!


Laito: Eso es para que hagas parte de su trabajo, ¿no es obvio? Como esas pruebas, por ejemplo. Nosotros dos no nos llevamos bien, estuvimos discutiendo y si ella no nos hubiera detenido habríamos llegado más lejos. Si todo salía bien me hubieras dejado medio muerto y le hubiera sido sencillo robarme este poder.


Yuma: ¡...! ¿Qué rayos...? ¿Me estaba manipulando? ¿Desde el principio?


Laito: En verdad, en un sentido distinto al mío, este tipo tiene un muy mal gusto. Además, absolutamente todos solo dicen ''Karl Heinz, Karl Heinz...''. Ya estoy harto de escucharlos... ya me tienen aburrido...


Yuma: Oye...


Laito: Era una clase entretenida, pero la emoción se acabó de golpe. Este tal Kino, no sé si es mi hermano mayor o menor, pero creo que ya debería dejar de hablar de su padre. ¡Ya que está muerto!


Yuma: ¡...! ¡La pantalla explotó! 


Laito: Este sonido... ¡Cuidado! *te protege* ¿Estás bien? Ya veo, pero no parece que sea momento de alegrarse.


Yuma: Maldición ¿que está pasando?


Laito: Como nuestra respuesta no fue la correcta, parece que seremos castigados, puede que se haya dado cuenta de que no conseguirá su objetivo como quería y planeé matarnos.


Yuma: No bromees, puede que a unos vampiros como nosotros, pero ella. Oye, ven a mis brazos, si eso te alcanza estarás en peligro. ¡Yo estoy bien! Debería servirte como escudo. Maldición. ¿Qué debería hacer? Si tan solo Ruki estuviera aquí.


Laito: No tiene caso señalar a alguien que no está aquí.


Yuma: ¡Entonces tú también piensa en algo! ¡No podemos usar nuestros poderes porque están sellados a causa de la barrera!


Laito: Lo sé, estamos completamente acorralados... ¿Pero quién dijo que lo dejaría salirse con la suya?


Yuma: ¡...!


Laito: ¿Quieres el poder que me fue obligado a heredar? Entonces te lo daré... te daré cuanto quieras... Hiciste todo este plan... pensándolo bien se ve claramente lo cobarde que eres. Este poder, se nota que lo deseas por completo, que ridículo... Esto... ¡Yo no lo quería! *usa sus poderes*


Yuma: ¡...! ¿Esto... es el poder de esa persona? Tú, ¿no dijiste que no podías usarlo?


Laito: ¡No creí que pudiera usarlo! 


Yuma: No funcionó... ¿ni este poder es suficiente?


Laito: No... podemos salir por allí...


Yuma: El cristal se está derritiendo.


Laito: Aunque mi magia no sirva... no puede sellar las llamas que he provocado... ¡Voy a incendiarlo todo! ¡Ella--!


Yuma: ¡Lo sé! Oye, yo te voy a cargar. Escucha, agárrate fuertemente.


Laito: ¡Ustedes dos! ¿Están listos?


Yuma: ¡Si!


Laito: Debo aprovechar y divertirme ahora, puedo morir en cualquier momento... pero por su culpa ahora no quiero morir. Este juego, ya me aburrió ¡Con esto le pondré fin! *usa sus poderes*


*después, afuera de la escuela*


Yuma (7:11): Maldición... se está quemando... este paisaje, me pone de mal humor. ¿Puedes pararte? Ya veo, ¿no estás herida? Entonces está bien... Oye.


Laito: ¿Hm? ¿Qué?


Yuma: Tú dijiste que no tenías nada que no cederías, pero parece que sí tienes algo así.


Laito ¿Hm? No lo tengo.


Yuma: Haciéndote el tonto, más que el tú que siempre se ríe, el tú serio desde hace un rato era más fiable.


Laito: ¿De qué estás hablando? No me acuerdo...


Yuma: Tch... volviste a ser el de siempre, esa molesta sonrisa me saca de quicio.


Laito: Que cruel, no etiquetes los rostros de los demás. Ah... me cansé demasiado, pero parece que ganamos este juego.


Yuma: ¿En verdad puedes decir que ganamos?


Laito: Superamos todas las pruebas, así que ganamos. También gané yo al final, el vampiro adecuado para ella soy yo.


Yuma: ¿Ah? No digas estupideces, el adecuado para ella soy yo.


Laito: Incluso en este punto no puedes comerte tu orgullo.


Yuma: ¿Ah? ¿Quieres que lo resolvamos aquí y ahora? *los separas* ¿Qué? No nos separes así.


Laito: Nfu~ está bien, no vamos a pelear. Nuestro enemigo parece estar en otro lado. 


Yuma: El deterioro del Edén... el caos en el mundo demonio... la caza de demonios en el mundo humano y... el hijo oculto de Karl Heinz, estoy seguro de que este no es el final.


Laito: Lo sé... pero no hay que pensar en el futuro, por ahora alegrémonos de que fuimos liberados de esa desagradable prisión.




SF: ¿Qué le pasa a Yuma en sus versus? ¡Es simplemente hermoso *w*! Me acaba de recordar porque es mi segundo favorito.

Sigo agradeciéndole a violet-sin por prestarme los tracks para traducirlo, muchas gracias ^^

5 comentarios:

  1. Kyaaaa~!! Este CD drama salió en mi cumpleaños y yo que me deprimía de solo pensar en que tendrá que esperar mucho para verlo traducido... Gracias, te quedó genial!! Sigue así!!! 😁😁

    ResponderEliminar
  2. Dios! Amé a Yuma! Y Laito al principio me estaba cayendo de la verg, a la final fangirlié igual, lmao. Also, amo tus traducciones :3 <3

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que entraban a una nueva habitación me recordaba a las películas de SAW, gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la traducción! Yuma me agradó más que Laito, cosa poco común, pero al final Laito dejó de ser un pesado con la pobre Yui, bien por los tres.

    ResponderEliminar

10 Reyes de la semana