sábado, 30 de junio de 2018

Diabolik Lovers Para-Selene Vol 1: Ayato Sakamaki

Cv: Hikaru Midorikawa


Track 1: Juguete especial


Ayato: Oye *entra*. Oye pecho plano, ¿sigues dormida? Eres una plana con muchas agallas si es que estás dormida mientras tu amo está despierto. Despierta, despierta *te

da leves golpes*. ¿Ah? Darle la espalda a tu novio... si que eres imprudente. El gran yo se dio la molestia de venir por ti. Oye, ¿te parece bien? Voy a tomar esa actitud como que no te molesta lo que te haga. Bien, entendido, entonces haré lo que quiera.


Ayato (1:08): No me haré cargo de lo que suceda, para empezar haré esto *sopla en tu óido*. Buena reacción *sopla otra vez*. Ya debes de haber despertado tras eso. ¡...! ¿Aún quieres seguir durmiendo? Así que vas a ignorarme, hasta yo me enojo si haces eso, por eso, ¡te mereces esto! Bien, como estás enrollada en el futón no puedes moverte. Si ahora me entretienes--


Ayato (2:03): Hola, ¿ya despertaste? Es tarde para hacerte la inocente. Ahora, ¿qué debería hacer? Si quiero hasta puedo arrojarte por la ventana, no, en vez de eso... Aprovechando que no puedes moverte beberé cuanto quiera. No te muevas, aunque dudo que puedas moverte demasiado al estar enrollada. Je, diciendo algo tan descarado, ¿en verdad crees que te perdonaré que le hables así a tu amo? ¿Ah? Oye, ¿qué crees? Je, así que esa es tu respuesta, perfecto. Parece que si no te castigo adecuadamente no podré mejorar esa actitud rebelde que tienes.


Ayato (3:15): ¿A dónde se fue tu energía? Por cierto, si vas a asustarte por esto, entonces desde un principio debiste de haberte comportado de forma obediente. No, no es así, desde un principio sabías que esto sucedería y me sedujiste a propósito, a sabiendas de que esto es lo que más me gusta. En vez de hacer algo tan fastidioso solo debiste decirlo desde un principio. Si deseas algo solo dilo. Yo siempre te doy lo que quieres, tanto cuanto quieres, donde quieres, con estos colmillos, haciendo esto *muerde*.


Ayato (4:20):  Como siempre tu sangre es deliciosa, hace que no me den ganas de beber la sangre de nadie más. No es mentira, yo siempre pienso eso, desde que te volviste mía los demás me dan igual, si no es tu sangre entonces no me satisface. Oye, tú también quieres que siga, tu expresión dice que esto no fue suficiente. Dilo ''por favor succiona'', si me lo pides sinceramente de inmediato te lo daré. Es inútil el intentar esconderlo, con solo tocarte puedo saberlo, lo que deseas.


Ayato (5:20): Mira, puedo sentirlo desde tu muñeca, está desprendiendo un aroma tan dulce *muerde*, ¿Ah? Pero si te estoy sosteniendo suavemente, no estoy usando casi nada de fuerza. Además, el dolor para ti es placer, ¿no? Si en verdad quieres resistirte, entonces pelea más. Aunque incluso si te resistes solo terminaría tratándote peor. ¿Qué pasa? ¿Te da tanto miedo el ser castigada que no puedes moverte? ¿O acaso acerté y en verdad me deseas? ¿Por qué te sonrojas? Estas poniendo una expresión realmente deliciosa.


Ayato (6:21): Además no puedes esconderlo, no subestimes al gran yo, llevo mucho tiempo a tu lado, así que sé perfectamente que es lo que deseas, por eso deja de poner esa resistencia inútil o de lo contrario haré que te duela y no de forma placentera, aunque creo que el dolor siempre te hace feliz. Vamos, date prisa y responde *risa*. Perfecto, tal y como deseas te haré sentir muy bien, ya que eres el juguete especial del gran yo.




Track 2: Recuerdos perdidos



Ayato: Rayos, me quedé completamente dormido *bosteza*. ¿A dónde fue la pecho plano? Tch... tiene bastantes agallas para abandonarme, debo encontrarla y castigarla.


Ayato (0:48): ¡Oye pecho plano! ¡Sal de una vez! ¡Pecho plano! ¡No te dejaré decir que no me escuchas! Rayos, que fastidio. ¿Acaso estará en el baño?


Ayato (1:18): *patea una puerta* Tampoco está aquí... ¿Donde se escondió? ¡Maldición! Mira que causarme problemas. Oye, *abre unas puertas* es inútil esconderse. Tampoco está en el armario... Entonces... *abre las cortinas* ¡Sal! No está, ¿a dónde se fue? ¿Oh...? ¿Qué es esto? Hay unos anillos alrededor de la luna... es la primera vez que veo algo así, da miedo. No es momento para eso, debo encontrarla, vaya fastidio.


Ayato (2:28): Finalmente te encuentro, rayos... Oye, ¿qué haces aquí? Y yo que pensaba que este sería el único lugar al que no vendrías. ¿Ah? ¿Qué estás diciendo? Esta es una sala de torturas, ¿no es obvio? ¿De qué te asustas? No lo entiendo, si ya has estado varias veces aquí. Ah, ¿acaso estás medio dormida? Si se trata de eso, entonces te despertaré. ¡No escapes! ¿Ah? ¿En verdad estas medio dormida? ¿Acaso no puedes ni reconocer al gran yo? Ya deja de bromear, si actúas así pareciera que tienes amnesia.


Ayato (3:31): Ah, ya veo. ¿Haces eso a propósito para que te trate mal? Al fin te entendí, en tal caso solo debiste haberlo dicho desde un principio *rasga tu ropa*. Puedes fingir que tienes amnesia, pero esto es lo único que no puedes olvidar, ¿verdad? Te haré recordarlo así que quédate tranquila *muerde*. Ja, estás bastante metida en tu papel, ese grito me recuerda al que diste la primera vez que te clavé mis colmillos *muerde*. *Lo empujas*.


Ayato (4:35): ¡¿Qué estás haciendo?! *huyes* ¡Oye espera! *se teletransporta para cerrar la puerta* Debí haberla cerrado antes, estuvo cerca. ¿Por qué te quedas paralizada? Es obvio que puedo moverme hasta esta distancia en un solo segundo, después de todo soy un vampiro. ¿Por qué te pones pálida? ¿Acaso...? No me digas que en verdad lo olvidaste todo. ¡...! D-debe ser mentira ¿No es un juego?


Ayato (5:22): ¿En verdad... no recuerdas nada? Tiene que ser mentira. ¿Tampoco sabes quién soy? Oye, ¿desde hace cuánto tiempo? ¿Cuando perdiste tus recuerdos? ¿No te diste cuenta? ¿Por qué? ¿A que se debe? ¿Alguien te hizo algo? Si es así entonces, no lo perdonaré, definitivamente lo encontraré y mataré. ¿Qué? Desde hace un rato que estás temblando. ¿No es una actuación? ¿En verdad estás temblando? ¿En verdad... no sabes quién soy? Pues bien, no me importa si tus recuerdos desaparecieron o lo que sea, si me olvidaste entonces te haré recordarme a la fuerza.


Ayato (6:28): Voy a adiestrarte de nuevo, desde cero, hasta que tus recuerdos regresen una y otra vez... Así es, voy a volver a adiestrarte, esta vez para que seas completamente mía, volveré a enseñarte, que tanto esa sangre como ese cuerpo me pertenecen solo a mí *intentas escapar, pero está cerrado*. Esas rejas de hierro no van a abrirse, ahora que lo pienso es verdad, cuando nos conocimos te la pasabas escapando del gran yo.


Ayato (7:21): A pesar de que es inútil. Era bastante divertido perseguirte sabiendo que no tenías oportunidad de escapar. Captura de la pecho plano completada. Como pensé es demasiado sencillo atraparte en lugares estrechos y es aburrido, así que ríndete. Aunque tengas amnesia debes ser capaz de entender en que situación te encuentras. Ya no puedes escapar *te resistes*. Rayos, que mujer tan persistente, quédate tranquila *te empuja hacia abajo*. Te he empujado hacia abajo muchas veces y succionado tu sangre, desde todas las partes de tu cuerpo... No te dejaré decir que lo olvidaste, haré que recuerdes el dolor grabado en tu cuerpo *muerde*.



Track 3: Recuerdos encerrados


Ayato: *despertando* Dormí muy bien. ¿Hm? Este lugar es... el interior de la iron maiden. ¿Qué hago aquí? Estoy seguro de que hasta hace un momento estaba en la sala de torturas junto a la pecho plano... ¿Pecho plano? ¿Está durmiendo? Parece que succioné demasiado y ahora está inconsciente. Entonces, ¿luego de eso la traje hasta aquí? Agh... me duele la cabeza, maldición, no logro recordarlo bien. *despiertas* Hola, ¿despertaste?


Ayato (1:03): Si te levantas te golpearás la cabeza, ya que estamos en el interior de mi iron maiden. No es uno de los instrumentos de torturas, es donde duermo, aunque no la he usado mucho últimamente. Parece que tus recuerdos aún no regresan. ¿Qué estás haciendo? No puedes abrirla con tus fuerzas *intentas abrir*. Que ruidosa... Guarda silencio, si haces ruido mientras estamos en un lugar tan estrecho me retumbará en la cabeza. Aunque para ti esta es la primera vez que pasas por algo así, ser encerrada en un lugar oscuro y estrecho... Pero antes pasaste por lo mismo. ¿No lo habrás recordado ya?


Ayato (2:02): El miedo no es algo fácil de olvidar. Tch... tampoco, ¿eh? Bueno da igual, aprovechando que estamos aquí no permitiré que solo estemos encerrados. Si hago algo que hayamos hecho antes en este lugar tus recuerdos podrían volver. 


Ayato (2:31): Tienes razón, no sabes que te voy a hacer ahora, perfecto, es tentador el como te asustas de esa forma. Voy a empezar pronto, mi garganta también está seca. Cállate y deja que el gran yo te haga lo que se le de la gana. Disfrútala, la sensación de mis colmillos *muerde*. Vamos, recuerda *muerde*. Fuiste encerrada por mí en la iron maiden y sentiste varias veces estos colmillos, en tu cuello, hombro, nuca, te marqué en todas partes.


Ayato (3:37): Con dolor y placer. Sin importar lo que dijeras lo disfrutabas, tanto que al final hasta deseabas más. Tch... si vas a seguir con esa actitud entonces no tengo opción, te daré más dolor. Si te resistes así solo te dolerá más *muerde*. Con esto no bastará para que recuerdes. ¿Quieres que me detenga? Si has logrado recordar al gran yo, entonces puede que lo haga.


Ayato (4:32): Como pensé aún no me recuerdas, entonces no, quédate tranquila y déjame beber *muerde*. ¿Hm? Oye pecho plano. ¡Oye! Está inconsciente... Maldición, no te desmayes por esto, tú no eres tan débil. ¿Por qué me olvidaste? ¿Querías olvidarlo todo y volver las cosas a como eran antes? Supongo que es normal... para ella hubiera sido mejor que yo nunca hubiera existido. Si no me hubiera conocido habría podido tener una vida normal.


Ayato (5:35): Pero... no te perdonaré por eso, por más que me niegues, incluso si me olvidas, no me importa, me aseguraré de recordártelo con mis colmillos cada vez que sea necesario, que no puedes vivir sin mí, que le perteneces al gran yo *mareo*.


Ayato (6:07): ¿Q-qué? *se desmaya*



Track 4: Disparando a tu corazón


Ayato: ¡...! Esta es... la sala de juegos. ¿Qué hago aquí? Hasta hace un momento estaba dentro de la iron maiden, ¿verdad...? ¡Maldición! Otra vez me duele la cabeza. Es verdad, ¿y la pecho plano? ¡Allí estás! ¿Qué haces allí sentada? ¿Quién te dijo que te sentaras? Levántate, desde hace un rato que están sucediendo cosas extrañas, pero eso da igual, ahora lo importante son tus recuerdos. Oye, tienes recuerdos en este lugar junto a mí, si mal no recuerdo hubo una vez en la que te usé de diana para los dardos. ¡Deja de estar asustada! ¡Ven!


Ayato (1:08): Quédate de pie allí, ¿entendido? Si no te quedas quieta puede que te entierre esto. *se aleja un poco*. Hmph, quién pensaría que volvería a usarte de diana, pero este debe ser un recuerdo fuerte *lanza un dardo*. Te dije que si te movías podría enterrarte uno *lanza otro*. Mira, uno te acaba de rozar *lanza otros dos*.


Ayato (2:00): Oye, aún no acabo. ¿Crees que la diana tiene derecho a sentarse? ¡Levántate! ¿Qué pasa con esos ojos? Eso es obvio, es para que tus recuerdos regresen. ¡...! ¿Ah? ¿Qué significa eso? ¿Acaso no quieres recordar? Todo lo que has pasado hasta ahora, a mí. ¡¿Dices que no quieres recordar nada?! ¿Crees que puedes tener esa opinión? Tú solo deberías escucharte y escuchar lo que el gran yo te diga. ¡...! Ya te lo dije, tú me perteneces. ¿Necesitas algo más?


Ayato (3:03): Si no lo entiendes, entonces te lo demostraré las veces que sean necesarias *rasga tu ropa y te muerde*. Solo este sabor no cambia a pesar de que pierdas tus recuerdos, es tan dulce que me llega a marear *sonido*. ¿Acaso estás recordando algo? Tch... si aún no es necesario entonces seguiré cuanto sea necesario. Justo encontré algo bueno, mira en el espejo la expresión que estás poniendo.


Ayato (3:59): Es tu rostro de placer al sentir como succiono tu sangre. Es una expresión sin vergüenza. Como pensé, no puedes desobedecer al placer grabado en tu cuerpo. Estás roja y caliente hasta en tu cuello, a pesar de ser una pecho plano eres bastante seductora. Siempre me tientas de esta forma, deseando dolor. Vamos, mira atentamente. ¡Kgh...! Aunque no lo recuerdes, lo de que tienes una expresión de placer cuando succiono tu sangre es verdad. ¿Puedes negar el que te dejas llevar por el placer? Si puedes entonces intenta liberarte de mis brazos. ¿Ves? Esa es la prueba, es tu instinto.


Ayato (5:06): No puedes alejarte de mí, ¿verdad? Oye, di que es verdad. Dilo, que me perteneces, que no quieres alejarte de mí, dilo. ¿Por qué no lo dices? ¿Por qué no lo recuerdas? Oye. ¡¿Por qué?! ¡¿Tanto deseabas olvidarte de mí?! Todavía no... No dejaré que acabe así, seguiré hasta que recuperes la memoria... Si mueres sin poder recordar... entonces te haré recordar incluso si tengo que matarte.


Ayato (6:07): No voy a soltarte por más que intentes liberarte, no te dejaré ir a ningún lado, sin importar que tanto te arrepientas *mareo*.



Track 5: Dolorosa mentira


Ayato: ¡...! Esto es... ¿...la azotea de la escuela? ¿Por qué estoy aquí? Desde hace un rato que no entiendo nada. ¿Qué está sucediendo? Esa tétrica luna sigue allí. ¿Por qué hay dos lunas? ¿Por qué será, pecho plano? ¿Pecho plano? Oye, ¿qué sucede? ¡Oye! ¿Por qué te quedas en blanco? Tu rostro parecía el de un muerto, aunque bueno, es raro ver dos lunas, entiendo que tuvieras ganas de verlas. Aún así, hasta hace un momento estábamos en la casa, no recuerdo como llegamos hasta aquí y no creo que hayamos llegado en segundos volando.


Ayato (1:12):  ¿No lo sabes? Esta es la azotea de la escuela a la que asistes. Hmph, imaginé que dirías eso, pero esta vez haré que recuerdes. Aprovechando que estamos aquí, veamos si tus recuerdos vuelven, ven, por aquí.


Ayato (1:44): Intenta atravesar esta reja. Antes experimentaste lo que sucede cuando me desobedeces, ¿o no? Vamos, ve *cruzas la reja*. Bien, puedes hacerlo si lo intentas. ¿No lo sabes? Si no es un recuerdo fuerte como el de antes tu débil cabeza parece no recordar nada *él también cruza la reja*. A partir de ahora te daré un dolor incluso mayor, uno que solo puedo darte yo.


Ayato (2:37): ¿Que me detenga? Si te lanzo desde aquí caerás directamente al suelo. Así es, tú solo debes callarte y recibir todo lo que yo te dé, tanto dolor como placer, todo *muerde*. Hmph, no parece que solo sea dolor, como prueba de eso estás roja hasta las orejas y tus ojos están mojados, en realidad se siente bien, ¿no? Sé que quieres que succione más *muerde*. Mira, estás tan feliz que tu respiración se está acelerando, puedes haberlo olvidado, pero conozco más de ti que de mí, es inútil el que intentes esconderme algo *ruido*.


Ayato (3:56): ¿Qué sucede? ¿Finalmente me dejarás succionar tu sangre en paz? ¿Ah? ¿Claro que estoy desesperado? Es un problema para mí el que tus recuerdos no regresen. ¡Claro que sí! Nada de ''¿por qué?'', estamos hablando de los recuerdos de mi pertenencia, es normal que quiera que vuelvan, no hay más razón a parte de esa. Tú me perteneces, ¿no es así? A pesar de que tu cuerpo si recuerda, ¿por qué tú no? ¡¿Tanto deseas no recordar nada?! ¡¿Para ti yo era un recuerdo que querías eliminar?!


Ayato (4:53): ¿Ah? No digas que no eres mi pertenencia cuando lo has olvidado todo. ¡¿Entonces qué eres para mí?! ¡...! Oye espera, si retrocedes más-- *te lanzas* ¡Tonta! *se lanza a agarrarte* Maldición, rayos en verdad eres una mujer a la que le encanta caer *caen*.


Ayato (5:29): Estuvo cerca... ¡Cállate! ¿Como que ''tal y como pensé, me salvaste''? Estaba desesperado. Claro que sí, estoy desesperado, si hubieras caído yo... yo... Te lo he dicho varias veces, tú me perteneces, sería un problema que desaparecieras, incluso si pierdes tus recuerdos y me olvidas, no hay forma de que permita eso, para mí tú eres especial.


Ayato (6:23): ¿De qué te ríes? Incluso con amnesia sigues siendo la misma de siempre, a parte de impredecible eres torpe. Haciendo locuras frente a mí.. supongo que estás preparada para ser castigada por eso. Tonta, no voy a dejarte escapar ahora *muerde*. Es tal y como dices, me saca de quicio que me hayas olvidado, por eso es que estaba desesperado por hacerte recordar, así de grande es tu existencia para mí, esos son mis verdaderos sentimientos, por eso... date prisa y recuerda *muerde*. *mareo*.


Ayato (7:28): ¿Qué pasa? ¡...! ¿Acaso... lo recordaste? Tonta pecho plano, tardaste mucho *te abraza*. No, no pienso perdonarte, luego haré que me pagues por esto hasta que esté satisfecho, haré que llores para mí, por más que te disguste, el crimen que has cometido es grave, voy a castigarte un montón por eso. ¡No asientas tan sinceramente! ¡En verdad no pienso contenerme! 


Ayato (8:21): Oye, dime... ¿Por qué perdiste tus recuerdos? ¿Querías borrar todos los recuerdos que tenías de mí? ¿En serio? ¿Segura de que no es porque querías olvidarme? Maldición, pensé cosas de más... Por alguna razón me siento molesto. Todo esto es tu culpa. Además es mi error por preocuparme de una pecho plano, sin importar cuanto te disguste o intentes escapar, ya no me importa. Tú fuiste quien me hizo sentir esto, si quieres maldecir a alguien maldícete a ti misma, ya que hiciste que un vampiro como el gran yo te considerara especial, no puedes volver a atrás. Rayos asientes tan fácilmente.


Ayato (9:37): Bueno, no me hubiera importado que te hubieras quedado así, hubiera creado recuerdos de nosotros desde cero, tengo la confianza de que hubiera sido capaz de volver a enamorarte *beso*. ¿Hm? ¿Qué pasa? ¿La luna? En algún momento volvió a la normalidad. Esa tétrica luna. ¿Qué habrá sido?


*luego*


Ayato (10:26): Vaya problema, siento que han pasado días desde que no volvía a esta habitación, a pesar de que solo pasaron unas horas. Si que estás alegre, esa actitud por alguna razón me molesta, no entiendes como me siento. Voy a hacerte pagar por eso.


Ayato (10:57): ¿Te asustó el que te abrazara? ¿Debería aprovechar y clavarte mis colmillos en tu nuca? ¿Como que ''si bebes más sangre será un problema''? ¿Crees que me preocuparé por eso? Aunque el viejo cuatro ojos antes me dijo la razón de la amnesia. ''Síndrome Para-Selene'', algo así... Una enfermedad especial que contraen las mujeres con sangre del mundo de los demonios, cuando están mucho tiempo bajo la luz de la luna se contagian y cuando la luna se parte en dos, durante un para-selene se activa y afecta a los que la rodean. En resumen estuvimos viendo una ilusión de la enfermedad que contrajiste.


Ayato (11:51): Es como si hubiera sido absorbido a un sueño que estabas viendo. Pensar que un paso en falso y habríamos terminado vagando en esa ilusión, ni en broma. Bueno, el que pudiéramos romper esa ilusión es gracias al dolor que te proporcioné. Agradécemelo pecho plano. ¿Ah? No seas tan engreída, en principio tengo que castigarte por otra cosa. Tú si que tienes agallas para irte a otra parte y dejarme atrás. Cállate, yo me acuerdo perfectamente, ahora, ¿qué debería hacerte?


Ayato (12:48): Eso era lo que pensaba, pero da igual, me siento muy cansado. ¿Qué? ¿Tanto deseabas que te castigara? Hoy no estoy de ánimo para eso. ¿Ah? ¿Dijiste algo? Mentirosa, acabas de decir ''de seguro mañana nieva'', si tanto deseas sentir mis colmillos, entonces ahora mismo te haré sufrir.


Ayato (13:26): No, te dije que eras especial para mí, quiero tenerte para siempre a mi lado y jugar contigo. ''Algo de lo que nunca me aburriré'', eso eres para mí. Te marcaré fuertemente, para que nunca puedas olvidar, para que no puedas olvidar por más que lo desees, prepárate pecho plano *beso*.


 SF: Pero por qué te cuesta tanto decir “te amo” Ayato? O sea, sé el porqué, pero igual quiero más ternura.

Espero que les haya gustado, no olviden comentar qué les pareció y nos vemos en otra traducción.

4 comentarios:

  1. Tenía pendiente leerlo hace bastante. Como traductora sé el trabajo que implica traducir y quería agradecerte lo que haces ��
    Realmente tu trabajo es muy prolijo en cuanto las expresiones que utilizas y la ortografía, haciéndolo fácil de entender.
    Gracias por traducir este y otros tantos cds!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo más bonito que me han dicho como traductora ;n;
      ¡Muchas gracias por comentar! ¡Me seguiré esforzando!

      Eliminar
  2. Lo amo
    Gracias por la traducción��

    ResponderEliminar

10 Reyes de la semana