miércoles, 30 de octubre de 2019

Diabolik Lovers Zero Vol 5: Kanato Sakamaki

Cv: Yuuki Kaji

Track 1: Amante de mal humor

Kanato: ¿Por qué tengo que dar vueltas en este bosque? Desde hace un rato que no encuentro la salida. Solo salí a tomar un poco de aire y pasa esto... ¿Y...? ¿Intentas decir que
es mi culpa por alejarme del castillo? Como dijiste que estabas aburrida es que te saqué para cambiar de aires. ¡Incluso investigué cuál parte del bosque de los demonios era segura y aún así estás intentando decir que no era necesario! ¡No! ¡Eso es lo que dicen tus ojos! Que cruel... yo lo hice para poder entretenerte... Como estabas tan feliz de que saliéramos los dos... Por eso... es que te traje a un lugr donde Ayato y los demás no nos encontraran *sollozos*.

Kanato (1:14): Aunque te disculpes... no curarás la herida de mi corazón *deja de sollozar*. Está claro que es lo que puedes hacer, toma la responsabilidad y dame tu sangre. Eso es algo que una pareja debería de percatarse inmediatamente, en verdad eres torpe. Solo date prisa y ven hacia acá por favor. Da igual, ya sea afuera o en la habitación, eso no importa. Además, estoy tan cansado de caminar que mi garganta está seca. Hm... Seguiré succionando tu sangre, hasta que encontremos una forma de regresar al castillo. Hmph, ve recuperándote mientras caminamos para que no acabes anémica por favor.

Kanato (2:11): Si eres mi novia, entonces puedes hacer eso, ¿no? Ahora, partiré desde aquí... Succionaré desde tu cuello *lo detienes*. Kgh... ¿Qué pasa tan de repente? Es imposible que haya un edificio en un bosque como este. Aunque intentes engañarme, no lo conseguirás. Que persistente... Oh, es verdad, allí... Luce bastante viejo, ¿será la mansión de alguien? ¿Ah? Es cierto que si sabemos el camino saldremos del bosque, pero... ¿No cambiaste el tema a propósito?

Kanato (3:12): Lo hiciste porque no quieres que succione tu sangre, ¿no? Que sospechoso.... Hmph, pero mi linda novia lo está negando, así que debo creerle, pero a cambio... Cuando lleguemos al castillo morderé todo de ti con todas mis fuerzas, así que prepárate. Vamos, no pongas esa estúpida expresión y vayamos *se acercan al edificio*.

Kanato (3:53): Je... Pensaba que era una mansión, pero era un museo de arte. ¿Acaso no ves esa placa? Bueno, está oxidada, así que apenas y se puede leer. Si es un museo de arte, entonces no es necesario golpear la puerta *entran*. La luz está encendida, pero no hay nadie. ¿Será el día de descanso? O puede que haya sido abandonado hace tiempo. Solo observa, está hecho todo un desastre. ¿Por qué te estás acobardando? Tu fuiste quien sugirió que preguntáramos por direcciones. Incluso me interrumpiste cuando iba a succionar tu sangre. No pienso salir de aquí hasta que concretemos nuestro objetivo. ¿Ah? ¿Estabas asustada de esto? Una pared llena de retratos.

Kanato (5:04): Me sorprende que hayan reunido tantos. Todos pareciera que se fueran a mover. ¿Cuánto tiempo más vas a estar asustada? Solo hay un montón de cuadros de caras colgados. En verdad no logro entenderte, ¿por qué te cuesta caminar? Pero si no te divierte ver esto, entonces puedo estar de acuerdo contigo. No tiene nada de divertido ver un montón de rostros. Podrían mejor colgar un montón de cuadros de deliciosos dulces. Este retrato... Se parece mucho a mí. Mira, es este. Tanto la cara, como el cabello y el color de los ojos. ¿Tú también lo crees? Entonces estoy seguro de que es una pintura de mi persona.

Kanato (6:17): No sé que hace en un lugar como este, pero... Este retrato sin estilo... ¡Es inaceptable! ¡La expresión no está bien y el uso de los colores está mal! ¡Pero lo peor es que no recuerdo haberle permitido a alguien que pintara mi cara! ¡No sé quien lo pintó, pero me saca de quicio! Con solo verlo me enojo. ¡Destrocemos esto...! ¿Por qué me detienes? ¿Te parece bien que este horrible cuadro esté colgado? ¡¿Vas a defender a este retrato?! ¡¿A pesar de lo molesto que estoy yo?! 

Kanato (7:10): Ah, ya veo... Cierto, tenía que pedir direcciones para llegar al castillo y así poder beber pronto tu sangre. No tengo opción, solo por esta vez dejaré en paz a este retrato. Ahora, vamos a buscar en los pisos del fondo. La luz está encendida, así que debe haber alguien *salen de la habitación*.

Kanato Zero: Ah... decir que es un cuadro horrible es pasarse... Voy a tener que enseñarles una lección, fufufu.


Track 2: Colmillos jugando con la muñeca

Kanato: Ah, ¿cuántas van ya? Hemos pasado por tantas habitaciones y no hemos encontrado a nadie, ¿acaso se están burlando de mí? Sí, tienes razón, si esta habitación también resulta estar vacía, entonces nos iremos. Que pérdida de tiempo. ¡...! Esas son... muñecas. ¡Lo sabía! ¡Hay un montón de muñecas antiguas en exhibición! ¡Mira por favor! ¡Son muy lindas! Los ojos de esta muñeca son de color zafiro y esta otra tiene una falda con vuelos y es maravillosa. La otra tiene una ropa con capucha, es hermosa. ¡Todas son tan lindas que se roban mi atención!

Kanato (1:05): Oye... ¿por qué te quedas callada? ¿No tienes alguna observación? Ciertamente pareciera que las muñecas fueran a moverse, no es una mala frase para alguien como tú. ¿Pero por qué te asustan tanto? Si te alejas no verás bien sus rostros. Acércate más por favor. ¿Ves? De cerca son mucho más lindas. Desde la forma de sus caras hasta sus dedos, todo está hecho perfectamente. Parece hasta un desperdicio que estén en la exhibición de un museo de arte abandonado. ¡Se me ocurrió una gran idea! ¡Me llevaré estas muñecas!

Kanato (2:07): ¿Eh...? ¿Por qué te opones? ¿Tétricas...? ¿Acabas de decir que estas muñecas... son tétricas? A pesar de que yo estoy tan feliz... ¿No te alegrarás junto a mí? Ya fue suficiente, sin importar lo que digas, me las llevaré. Oigan, ustedes también quieren venir conmigo, ¿no? *sonido de las muñecas* El brazo de esta muñeca se acaba de mover, ¿no? *todas se mueven* ¡Oh! ¡Todas se mueven! ¡Increíble!

Kanato (3:02): Yo no las estoy moviendo. ¡Las muñecas empezaron a moverse por su cuenta! Cada vez me gustan más. Me las llevaré y jugaremos juntas *ataque*. ¡...! ¿Qué haces tan de repente? ¿Por qué intentas rebanarme? ¿Acaso me odias? ¿Por qué? Oye, dime el por qué *lo tomas de la mano*. ¡Oye! ¡No tires mi mano por favor! ¿Por qué tenemos que huir? Oye, ¿me estás escuchando? *salen de la habitación* Que egoísta... Me tiraste de la mano y me forzaste a entrar en esta estrecha habitación... Por tu culpa dejamos atrás a las muñecas.

Kanato (4:05): ¡¡CÁLLATE!! ¡Hay muchas muñecas que se mueven! ¡Además es tu culpa que empezaran a atacarnos! ¡Así es! ¡Debe ser tu culpa! ¡Las lastimaste al llamarlas tétricas! ¡Y aún así actúas como la víctima! ¿Qué tan molesta puedes ser? ¿Aún planeas seguir respondiéndome? Hoy estás realmente atrevida. ¡¡NI SI QUIERA PUEDES DISCULPARTE!! *golpea algo* ¿Ah...? ¿Qué pasa con estas sábanas? Está cubriendo la mesa... ¡Y estorba! *la saca* ¡...! ¿También había una muñeca aquí? ¿Por qué te asustas? Esta muñeca también es elegante y adorable.

Kanato (5:05): En estos momentos realmente eres hartante. Ahora que lo pienso, no tengo razones para hacer lo que me digas. Iré a ver a esas muñecas *lo detienes*. ¿Por qué me detienes? Sabes que me gustan las muñecas. Ah, claro... Disfrutas molestándome, ¿no? No quiero oír tus excusas, iré a jugar con esas muñecas *abre la puerta*. ¡Tú solo quédate aquí y reflexiona! *se va cerrando la puerta*

Kanato Zero: Fufufu, se fue. Se largó dejándote de lado, que patético. ¿A donde estás mirando? Que torpe. Ah, al fin nos vemos. ¿Acaso no te percataste de mi presencia debido a que me oculté entre las muñecas? ¿Acaso eres torpe? No hay forma de que él esté aquí si se fue a perseguir a las muñecas. Bueno, da igual, ya que  es cierto que somos tan iguales que no se puede establecer una diferencia. Yo soy el retrato, nos vimos antes, ¿no? Salí de la pintura. ¿Por qué te sorprendes ahora? Este es un museo de arte donde las muñecas se mueven, no tiene nada de malo que una pintura también lo haga.

Kanato Zero (7:12): ¿Vas a llamarme mentiroso? ¿Quién te crees? Oigan ustedes, esta mujer no entiende su posición. No quiere ser amiga de las muñecas como ustedes... Tal vez sería mejor castigarla *las muñecas se mueven*. Fufufu. Las muñecas también dicen que es mejor hacerte picadillo, pero me aguantaré por ahora... ya que eres una preciada presa. Sí, una presa... para el museo de arte. Ya que este museo de arte... está vivo.

Kanato Zero (8:13): No había nadie en las exhibiciones. Es normal, ya que lo visitantes se convierten en nutrientes. Yo existo para atrapar visitantes estúpidos como ustedes. Salgo de la pintura y atrapo presas, ya sean demonios, animales o humanos, el museo come lo que sea. Como prueba están todos esos retratos que viste. Esos son un recordatorio de todos los visitantes que han sido devorados. Tú también te volverás uno de sus compañeros. Fufufu, tu cara está pálida, aunque supongo que es normal que pase si te pones a pensar en que serás devorada.

Kanato Zero (9:14): Me estoy empezando a divertir. Ha pasado mucho tiempo desde que tuve una presa, además no eres una humana normal, ¿no? Es que este olor... es más dulce que el de un dulce, es delicioso. Nunca había conocido a una humana así. Estoy seguro de que tu aroma también debe de ser especial, por eso voy a probarte. Estás feliz, ¿no? *huyes* ¿A donde vas? *la puerta no abre* ¡Ajajaja! *se teletransporta hacia ti* No iba a dejarte huir.

Kanato Zero (10:08): Estás entre la puerta y yo, así que ya no puedes moverte, ¿no? *golpeas la puerta* Aunque grites, él no vendrá a ayudarte. Yo voy a probarte, así que ríndete por favor. Tu voz está temblando, ¿no te gusta que alguien a parte de él succione? ¿O acaso solo te da miedo que claven colmillos en este delgado cuello tuyo *lame*. Hasta tu cuerpo ha empezado a temblar, se siente bien. Concéntrate en mí succionando tu sangre. Si llegas a pensar en otra cosa... puede que tuerza tu cuello *muerde*.

Kanato Zero (11:18): Delicioso... Es la primera vez que pruebo algo así, es muy dulce. ¡Oh! Está goteando desde tu cuello, que desperdicio *lame*. Acabas de intentar abrir la puerta, ¿no? No conoces tu posición si intentas huir de mí... Hm, que seres más tramposos son los humanos. Oigan, ustedes piensan lo mismo, ¿no? ¿Qué debería hacer con esta chica? *las muñecas se mueven* 

Kanato Zero (12:06): Jaja, yo estaba pensando lo mismo. Hay que castigar a las niñas malas. ¿Por qué te asustas ahora? A las presas desobedientes hay castigarlas lastimando sus cuerpos. Ah, ya sé, usaré el listón de esa muñeca. Voy a atar esas manos para que no molesten *te ata*. Que penosa eres al no poder mover tus manos, ya que incluso si toco tu espalda no podrás oponerte. Fufu. ¿Cómo se siente no poder moverte y por ende estar a mi merced?

Kanato Zero (13:06): Mientras esté detrás de ti no sabrás que voy a hacerte. Tu vida... depende de mí. Pero no te mataré tan fácilmente. Te torturaré un montón *muerde*. ¿Quién dijo que podías colapsar? Asegúrate de estar de pie. Es todo un espectáculo el ver como tus piernas se quedan sin fuerzas. Tu respiración también se está acelerando y estás sudando *lame*. Dulce.

Kanato Zero (14:08): No creerás que esto acaba aquí, ¿verdad? Succionaré hasta que esa insolente boca ya no pueda decir palabra alguna. Ya sé, ahora lo haré aquí *muerde*. Es un lóbulo suave y delicioso. Ah, cierto... Esto es un castigo, así que debe ser doloroso. Te morderé con suficiente fuerza como para hacerte perder el conocimiento *muerde*.

Kanato Zero (15:02): No importa cuanto beba, es deliciosa. Podría olvidarme de que solo te estoy probando y terminar succionando hasta matarte. ¿Por qué estás arañando la puerta? Oh, tus uñas se rompieron y estás sangrando. ¿Aún intentas resistirte? ¿Acaso debo hacerte entender mejor? Antes te lo dije, ¿no? Que él no vendrá a salvarte. En verdad eres torpe al llamar a la persona que te desechó. Ajajaja, ¿aún sigues pensando que no te abandonó? Bueno, da igual. Parece que podré ver algo interesante, así que si tanto insistes, entonces lo pondré a prueba.

Kanato Zero(16:05): Si es que en verdad te han abandonado o no. ¡Ajajajajaja! *vuelve a la pintura*


Track 3: El desagradable olor de la pintura

Kanato: *Entra* Pensar que las muñecas... dejarían de moverse... Aunque les hablara... no me contestaban... ¿Me habrán empezado a odiar...? ¿Por qué estás durmiendo? Por tu culpa ahora las muñecas también me odian a mí. ¿...? ¿Qué sucede? *va hacia ti* Responde por favor, vamos. ¿Despertaste? ¿Qué sucedió? ¡...! Esto es... ¿Qué son estas marcas? No son mías, ¿verdad? Ya entendí... había alguien más en este museo, ¿no? ¿Le diste tu sangre a esa persona? En verdad no tienes cerebro.

Kanato (1:03): Estás conmigo y aún así deseas de inmediato los colmillos de alguien más. Oye, ¿acaso yo no soy suficiente? ¡¿No puedes complacerte a menos que alguien más succione de ti?! ¡No quiero escuchar tus disculpas baratas ni tus excusas! Tienes un olor raro... esto es... ¿pintura? Como pensé, había alguien aquí y aún así intentabas negarlo. ¿Qué tanto planeas disgustarme? ¡¡¿AÚN PONDRÁS EXCUSAS?!! ¡Dejaste que alguien más succionara luego de haberme rechazado! ¡¡A pesar de que me perteneces!! ¡Imperdonable...! ¡¡No te perdonaré!! ¡¡DEFINITIVAMENTE NO LO HARÉ!! *te acorrala*

Kanato (2:00): Tienes ese listón en tus muñecas... Parece que te divertiste bastante. Es desagradable, pero es perfecto para empujarte. ¡Revisaré todo tu cuerpo para saber en donde te mordieron! ¿''Detente''? ¿Acabas de pedirme que me detenga? ¿Luego de que me lastimaste? ¡En verdad es detestable que intentes solo salvarte a ti! Le enseñaré a este cuerpo que me perteneces. No dejaré que sientas placer con tanta facilidad. Primero llora un montón por favor, estoy seguro de que te dolerá mucho si clavo mis colmillos lo más profundamente posible *muerde*. Jajaja, alzas un grito tan lamentable solo porque te mordí levemente.

Kanato (3:01): ¿En verdad pensabas que iba a morder hasta desgarrarte? Ah, el olor de tu sangre se ha vuelto más dulce. En verdad tú también estabas ansiosa, ¿no? ¿Por qué intentas cambiar el tema? ¡¿Puedes ofrecerle sangre a un extraño, pero no a mí?! ¡No permitiré eso! ¡Tú solo puedes verme a mí! Esta vez si succionaré con todas mis fuerzas *muerde*. Tu sangre en verdad es delicioso... Pero no creas que esto basta para mejorar mi humor.

Kanato (4:04): No te muevas por favor, es un fastidio que  te retuerzas. Ya sé, solo debo convertirte en una muñeca. De ese modo esos molestos brazos y piernas dejarán de moverse y no le darás sangre a alguien más. Estoy seguro de que te llevarás bien con esas muñecas antiguas. Oye, te hace feliz, ¿no? Con mis manos lentamente, lentamente te convertiré en una muñeca. Me aseguraré de que no puedas mover ni tus brazos ni tus piernas. ¿Quién te dijo que podrías hablar? Solo puedes mover tus labios para gritar.

Kanato (5:01): Ahora partiré quitándote la sangre de las piernas. ¿Cuánto llorarás si introduzco mis colmillos en una zona cercana al hueso? Pero... sería aburrido hacer solo eso. Debo hacerte entender a quien le perteneces. Como pensé, lo haré desde esta zona más suave. Muéstrame la patética apariencia que tuviste cuando te ahogaste en el placer por favor. Hazlo para compensar el haberme traicionado *muerde*. Fufufu, que buena voz, desde siempre has sido débil aquí. Eso de que te duele es mentira. Esto no basta para satisfacerte, ¿no? Te daré más y más *muerde*.

Kanato (6:21): Sin importar lo que digas, al final lo estás disfrutando, ¿no? Puedo saberlo con solo mirar tu rostro. No puedes recibir este placer por parte de alguien que no sea yo, ¿verdad? Nadie más te da este dolor, ¿no? Así que por favor deja de ofrecerle sangre a los demás, júrame que nunca más lo harás por favor. ¿Y tu respuesta...? Oye, ¿acaso ni siquiera me puedes escuchar? ¡Nadie dijo que te podías desmayar! ¡Aún no me has dicho quien succionó tu sangre! *sonido* ¡...! ¿Hay alguien... allí...?

Kanato (7:21): ¿Qué hace mi retrato aquí? ¡Me saca de quicio que también esté colgado en este lugar!

Kanato Zero: Esa no es la forma de hablarme, deberías disculparte conmigo *sale de la pintura*. 

Kanato: ¿Habló...?

Kanato Zero: Estuve viéndote todo este tiempo y no te percataste, en verdad eres todo un idiota.

Kanato: ¿Esto es... olor a pintura...? ¡...! Ya veo... así que es eso. Fuiste tú... Aquel que succionó su sangre. ¡¡No te perdonaré por haber tocado algo de mi pertenencia!!

Kanato Zero: Que ruidoso. Puede que sea mejor coser boca tuya. Además, ¿cómo puedes reaccionar así luego de ver que un cuadro empiece a hablar y a moverse? Ni siquiera te sorprendes, que aburrido.

Kanato: ¡Cállate! ¡Cállate! ¡¡ESO ME DA IGUAL!! ¿Cómo la pudiste...? ¡Ahora mismo te carbonizaré!

Kanato Zero: Tú eres quien debe callarse. Gritas como un idiota, que dolor de oídos. Oigan, ustedes también piensan eso, ¿no? Este hombre es demasiado atrevido, ¿qué deberíamos hacer? Sí, sí, sí. ¡Tienen razón! ¡Hagamos eso! Solo debemos inmovilizarlo. Sostengan sus piernas y brazos *las muñecas empiezan a sujetar a Kanato*.

Kanato: ¡Ugh...! ¡Ah...! ¡Por favor deténganse muñecas! ¡Suéltenme por favor...!

Kanato Zero: Jaja, tus palabras no las alcanzarán, ya que todas estas muñecas me pertenecen. ¡Empújenlo contra el suelo y reténganlo!

Kanato: ¡Agh...!

Kanato Zero: Y ya me aburrí de esa aguda voz, deberíamos sellarla.

Kanato: ¿Qué estás--? *las muñecas le tapan la boca*

Kanato Zero: ¡Ajajaja! ¡Que bien! Tú aprecias más a las muñecas que a ella, ¿no? Si no fuera así, entonces no la habrías abandonado en este lugar. Estás jugando con tus amadas muñecas, asi que alégrate por favor. Entonces, como no la necesitas a ella yo me la llevaré *se acerca hacia ti*. Ahora por fin podremos continuar.


Track 4: No te perdonaré si te alejas

Kanato Zero: Al final él se dejó llevar por los celos y succionó tu sangre hasta dejarte inmóvil. Esto es lo mismo que haberte abandonado, ¿no? Claro que lo es. Pobrecita, estoy seguro de que serás más feliz al ser devorada que estando con él. ¿Aún seguirás sin querer hacerme caso? En verdad eres una presa problemática. ¿Acaso debo hacer que lo entiendas mejor? Lo patética que es tu existencia. Ah, ya sé. Antes de consumir la comida hay que probarla. Convenientemente tengo pintura y un pincel.

Kanato Zero (1:05): Te pondré un bonito color. Antes de que el museo de arte te devore, te mancharé por completo. ¿Qué te parece? Te hace feliz ¿no? ¿Te desagrada? Yo estoy haciendo esto como acto de amabilidad. ¿O acaso me estás seduciendo a propósito? Perfecto, tal y como deseas te pintaré lentamente. Primero desde tu mejilla hasta tu labio. Ah, que bonito color carmesí. Es como si la sangre estuviera derramándose por tu piel. Eres un prodigio como lienzo, es como si el pincel bailara sobre ti.

Kanato Zero (2:01): Voy a pasarlo por aquí también. ¿Por qué retuerces las caderas? ¿Te hace cosquillas? ¿O acaso se siente bien? No, no me equivoco. Te excitaste al sentir como quedabas manchada por la pintura, ¿no? Aunque lo niegues no eres nada convincente. Mira, esta parte en la que paso el pincel... la vena debajo de la piel está latiendo desesperadamente. Te haré entender lo alegre que está *muerde*.

Kanato Zero (3:06): Tu sangre está caliento, siento como si me fuera a derretir. ¿Entendiste? Tu cuerpo está feliz de ser ensuciado. Jaja, te alegras por la pintura, es como si tu cuerpo hubiera nacido destinado a ser una presa. Jaja... Mira por favor. Él, a quien las muñecas están reteniendo, nos está mirando con unos ojos llenos de odio. Esto es muy placentero, mostrémosle más. Ahora morderé tu brazo. Morderé las partes por donde el pincel se resbaló y estas se emocionaron tras ello, ya que todavía me queda un montón de pintura.

Kanato Zero (4:07): Tu patética apariencia mientras te esfuerzas por resistirlo no está nada mal, aunque creo que es un esfuerzo inútil *pasa el pincel encima de ti*. ¿Aquí? No imaginé que querrías en tu muñeca. ¿Qué tanto te dolerá si te clavo mis colmillos allí? ¿Por qué luces tan asustada? Yo soy quien está jugando contigo, así que considéralo un honor *muerde*.  ¡Delicioso! Y además me siento de muy buen humor. Quería ver ese indecente llanto. Parece que tu corazón finalmente se ha roto. Estoy satisfecho.

Kanato Zero (5:09): Ya me divertí lo suficiente, así que ya va siendo hora... De derretirte en la pintura.

Kanato: ¡Uhm...! ¡¡SUÉLTENME!! *empieza a soltarse*

Kanato Zero: ¡...! ¡¿Qué le estás haciendo a las valiosas muñecas?!

Kanato: Ah... ah... Cállate. ¡Devuélvemela! *las muñecas lo atacan de nuevo* ¡No me toquen...! ¡Alejense...!

Kanato Zero: ¡Es imposible que te libres de todas esas muñecas! Quédate quieto y observa, ya que ahora el museo de arte va a devorar a esta chica.

Kanato: ¿Ah...? ¿El museo de arte la devorará?

Kanato Zero: ¡Así es! Este es un museo de arte vivo, todos sus visitantes son sus presas, especialmente esta chica que tiene una sangre especial, así que será un gran nutriente.

Kanato: ¡No aceptaré que hagas eso!

Kanato Zero: No te pedí tu opinión~. Ahora debo prepararte. ¿Ves ese lienzo colgado en la pared? Luego de que te arroje a la pintura solo restará que seas purificada. Te derretirás, convertirás en pintura y te volverás parte del museo de arte, ¿no te hace feliz? Ah, pesas bastante. No me molesta que no puedas moverte, pero cargarte es un incordio.

Kanato: ¡...! ¡No...! ¡¡No te vayas!!

Kanato Zero: Estoy seguro de que el museo de arte también se alegrará de comerte.

Kanato: ¡No! ¡Detente!

Kanato Zero: Adiós~

Kanato: ¡¡DETENTE...!! *aparta a las muñecas golpeándolas*

Kanato Zero: ¡¿Qué--?!

Kanato: ¡Kgh...! ¡Estorban! ¡Tú también! ¡Y tú también! ¡¡No se metan en mi camino!! ¡¡DEVUÉLVEME A ESA CHICA!! *ataca al clon*

Kanato Zero: ¡Agh...! 

Kanato: *te recupera* ¡Si me dejas... no te perdonaré! ¡No te perdonaré si me abandonas! Solo tú me mirarás siempre... Te basta con tenerme a mí, ¿no? No te entregaré a este desagradable museo de arte, definitivamente no lo haré. ¿Qué sucede? ¡No puedo escucharte si hablas tan lento! Ah... Es verdad... Sí, así es. Tu lugar solo se encuentra a mi lado y yo solo quiero que tú estés a mi lado. ¡No te entregaré a nadie!

Kanato Zero: Ugh... Me ignoraste e hiciste lo que quisiste... ¿Qué tanto debes hacerme enfadar para estar satisfecho? ¡Oigan muñecas! ¡Les molesta verlos juntos! ¡¿No?! *las muñecas se mueven* ¡Yo pensaba lo mismo! ¡¡Sepárenlos!! *las muñecas los atacan*

Kanato: ¡Agh...! ¡No me tiren...! ¡¡NO!! ¡¡No dejaré que se la lleven...!! ¡¡No se la lleven!!

Kanato Zero: ¡Que persistente! ¡Date prisa y suelta su mano!

Kanato: ¡¡No quiero!! ¡¿Por qué tendría que escucharte?! ¡¿Por qué tendría que soltar su mano?! ¡¡SIN IMPORTAR QUÉ NO PIENSO SOLTARTE!! ¡Tú eres lo más importante que hay para mí...! ¡Eres mi favorita...! ¡No permitiré... que mueras... en este lugar...! ¡¡NO LO PERMITIRÉ!! *las muñecas caen al suelo* Te tengo... *te abraza* Ya no te soltaré. Ya no me alejaré... No te abandonaré y me iré a algún otro lado dejándote sola, te lo prometo. Sí... Pero... espérame un momento por favor... Ya que necesito callar a cierto tipo ruidoso.

Kanato (11:05): Si se van a interponer entre nosotros... Entonces no necesito a estas muñecas *las patea*.

Kanato Zero: Kgh... ¿Por qué las cosas no suceden tal y como quiero? Me saca de quicio...

Kanato: Esa es mi línea. Me desagradas tanto que ya estoy harto de ver ese rostro.

Kanato Zero: ¡Yo soy tu retrato! ¿Qué estupideces le estás diciendo a alguien que tiene tu mismo rostro?

Kanato: Ya deja de ser tan arrogante por favor, por más que te vea no encuentro que nos parezcamos. Yo no apesto a pintura. Además, si nos parecemos... entonces con mayor razón... ¡¡No necesito que haya otra persona con mi mismo rostro!! *empuja al clon*

Kanato Zero: Me sacas de quicio... Suficiente. ¡Primero te convertiré a ti en comida!

Kanato: ¿Qué estás diciendo? Tú serás quien entre a la pintura. ¡Ya que tú fuiste el primero que estuvo en ella!

Kanato Zero: ¡Suéltame...!

Kanato: Tu rostro retorcido por la humillación es un incordio... ¡¡Regresa a tu lugar de origen!! *lo arroja hacia la pintura*

Kanato Zero: ¡Ah...! Ah... ¡No tiene sentido que me arrojes a mí! ¡Desde un inicio soy un retrato! ¡Cuando salga de aquí partiré devorándote a ti!

Kanato: En verdad eres un idiota... Me hiciste enojar tanto... ¡Y le alzaste la mano a la persona más importante para mí! Aunque te incinerara, aunque te rebanara... aún así no bastaría, por eso *toma el pincel*. ¡Desaparece eternamente de mi vista!

Kanato Zero: ¿El pincel...? ¿Qué planeas hacer?

Kanato: ¿Acaso eres torpe? Si tengo pintura y un pincel, ¡entonces es obvio que voy a pintar! *pinta sobre el cuadro*

Kanato Zero: ¡Ugh...! ¡Detente por favor! ¡Yo...! ¡Yo voy a ser manchado...! ¡Uwaaaaaaaaaaaaaaaah...!

Kanato: ¡Lo sabía! ¡Si eres pintan encima tuyo desaparecerás! ¡TE LO MERECES! ¡Ja! ¡Que carmesí más bello! ¡Las partes pintadas con rojo parecen manchas de sangre y me encanta!

Kanato Zero: ¡¿Crees que saldrás ileso tras esto--?! *Kanato sigue pintando* N-no respiro... Está estrecho... No... Por favor... detente... ¡Basta...!

Kanato: Adiós... *da la última pincelada*

*se abre la puerta del museo*

Kanato (14:46): Ahora que el estorbo ha desaparecido me siento aliviado. Solo debes dejar que te cargue, de todos modos no debes de poder moverte a causa de la anemia. Fui descuidado... a pesar de que no existe nada más importante que tú... ¿Por qué las muñecas habrán robado mi atención? Aunque las vea ahora, no siento nada. ¿Qué habrá sido eso? Tienes razón, puede que haya sido engañado por la magia del museo de arte. En verdad me saca de quicio. 

Kanato (15:53): Oye... ¿te hartaste de mí? ¿Me odias? ¿De verdad...? Escuchar eso me alivia. Hoy has sido una niña buena, así que te daré una recompensa especial. Cuando volvamos a casa te mimaré un montón. Sigo sin saber donde está la salida, pero si camino de seguro encontraré la salida. Al menos sigue siendo mejor que seguir estando en este museo de arte. Además, si puedo estar a tu lado, entonces lo demás da igual. Tú sientes lo mismo, ¿no?

Kanato (16:54): Eres muy linda cuando eres obediente. Busquemos juntos el camino a casa *salen del museo*.


Track 6: Ese retrato fue pintado

Kanato: Ah... *come* ¡Estas galletas de chispas de chocolate no están nada mal! Son de segunda mano comparadas con las de un profesional, pero las hiciste tú, así que te halagaré. Fufu, ¿tan feliz te hace que te halague? No es malo que seas sincera. Oye, tú también come por favor, desde mi mano, como un polluelo. Jaja, es divertido verte comer tan deprisa. Ahora es tu turno de darme de comer. No dirás que no puedes, ¿verdad? Vamos, de prisa *le das de comer*.

Kanato (1:08): El chocolate es exquisito, me siento complacido. Quedó chocolate derretido en tu dedo, voy a lamerlo *lame*. De algún modo se siente más dulce que comerlo normalmente.  Debe de ser porque hay algo más dulce que el chocolate fluyendo por esta lengua *beso*. Fufu, no tiene nada de malo algo como esto, ya que hay una deliciosa sangre fluyendo bajo esta delgada lengua. Una sangre más dulce y sabrosa que el chocolate. No hay problema si la consumo como un postre, ¿no?

Kanato (2:08): Además... tú también deseas mis colmillos, ¿no? No sirve de nada que lo niegues, responde por favor. Bien hecho. Como pensaba, tú también lo deseabas, ¿no? Aprovechando succionaré desde tus dedos. Iré mordiendo de uno en uno *muerde*. Deliciosa, siento que es incluso más espesa que antes.

Kanato (3:07): El tiempo que paso junto a ti es cuando más feliz me siento. Es como si toda la irritación que sufrí hace poco hubiera sido limpiada y se la hubiera llevado la corriente. Sí, hablo de ese molesto museo de arte. Pero eso ya no nos concierne, ya que *muerde*... Me basta conque podamos sentir al otro. No tienes que verme con esos ojos tan apasionados, voy a seguir succionando más y más. ¿Hm? ¿Qué sucede?

Kanato (4:08): Aquí no hay pintura. Ah, ¿yo huelo a pintura? Estoy seguro de que se me debe haber pegado tras haber estado en el museo de arte. Eso da igual. Te estoy amando un montón, con eso basta, ¿no? Voy a tener que castigarte por haber recordado a esa persona. Haré que tu cuerpo entienda que quien está frente a ti soy yo. A ti también te hace feliz, ¿no? Incluso si pierdes el conocimiento podrás sentir una y otra vez mis colmillos.

Kanato (5:12): Haré que no puedas pensar en nada más. Ya no volveré a soltarte, ¿entendido? *muerde* Fufu.


SF: El del final es el Kanato real, ¿verdad? E-el olor a pintura solo se le quedó pegado, ¿v-v-verdad? Nah, demás que es el real, si tras conocer el lora del museo es imposible que sea el retrato.
Espero que les hay gustado la traducción, no olviden comentar que les pareció y nos vemos en otra traducción.

1 comentario:

  1. Amo a Kanato y sus CD Drama nunca me decepcionan. ❤ Sin embargo me saca de quicio que después de todo lo que han pasado juntos él todavía no confíe en Yui. 😡 Aún así, admito que me encanta como destruyó a las muñecas, y la forma en la que mató al clon fue MUY original e inteligente también. ❤❤❤ Además amé que saliera del museo cargando a Yui en sus brazos, ¡eso fue tan lindo! 🤧❤ Y el último track fue tan dulce, hasta a mi se me antojaron las galletas que se estaban comiendo. 😂 Como siempre, ¡muchas gracias por la traducción! 💞 Este definitivamente fue uno de mis Zero favoritos.

    ResponderEliminar

10 Reyes de la semana