jueves, 11 de junio de 2020

Sacrifice Vol 3: Aran Yagami

Cv: Daisuke Namikawa


Track 1: Sin importar que yo te


Aran: ¿Uhm? ¿Llegó? Puedo escuchar el sonido de la carroza a la distancia. Al levantarme pude ver como esa mujer bajaba.  A pesar de que estoy feliz de poder verla

de nuebo hay un yo que se pregunta si esto realmente está bien. Pero en el momento en que la vi mis sentimientos sobre querer darme prisa en ver su rostro y escuchar su voz me dominaron y me levanté. ¿Ella aún recordará la carta que le di cuando estábamos en la escuela primaria?


Aran (0:58): ''Que sepas que tu majestad no tiene ni la más mínima intención de decir adiós. Tú fuiste quien me pidió que fuéramos amigos en la choza del conejo y... no puedo decir que eso no me hizo feliz... Pero no imaginé que luego de hacer esa promesa tendrías que mudarte. ¿Sabes? Tú me gustas bastante, ¡es por eso que estoy escribiendo esta carta, así que asegúrate de entenderlo! Dudo que podamos vernos fácilmente luego de que te mudes, pero aún así te recordaré siempre, ¡así que tú tampoco olvides a Aran Yagami! ¡¿Entendido?!''


Aran (2:05): Oye. ¿Qué haces arrodillada en ese lugar? ¿Ah? ¿Por qué pones esa cara rara? Espero que no vayas a decir que no me recuerdas. ¿Ah? Aunque supongo que así no lo entenderás. Soy yo, Aran Yagami. ¿Al fin me recordaste? Bueno, ha pasado mucho tiempo desde que nos vimos, así que es normal que te sorprendas. La última vez que nos vimos... si mal no recuerdo fue cuando estábamos en la escuela primaria. Esto... ha pasado mucho tiempo…


Aran (3:00): No has cambiado mucho. ¿Yo? Bueno, es normal... Pues sí, he estado bien. Ah, cierto, de paso también te presentaré a ese chico. ¡Oye Airos! ¡Ven! *rugido de león* Bien, ya vino *retrocedes*. ¿Ah? Oye, ¿por qué retrocedes? Oh, supongo que es normal asustarse si de repente aparece un león, pero no te preocupes, no te morderá. Él es Airos tercero. Es un nombre digno para el rey de las bestias, ¿no lo crees? ¡¿Tú también lo crees?! ¿Verdad? ¡Es muy genial! Tú eres la primera persona que dice que es genial.


Aran (4:09): El cuatro ojos y Keito pusieron caras raras y el rey charlatán empezó a reírse... Y Yujin armò un escándalo diciendo ''yo también quiero un animal invocado'' . Airos no es un animal invocado... ¿Ah? Es obvio que has escuchado esos nombres, ya que son los nombres de nuestros amigos de la infancia y por cierto, todos viven en estos dormitorios. ''¿De verdad?'' No lo digas como si no te incumbiera, ahora que viniste a este lugar tú también vivirás aquí. Sí, estaremos juntos por un tiempo. Dicho esto, es un placer.


Aran (5:04): ¿Ah? ¿Quieres que estrechemos nuestras manos? No quiero, ¿quién haría algo tan vergonzoso? ¿De qué te estás riendo? ¿Ah? ¿Que no he cambiado? Me sorprende que puedas decir eso luego de que no lograste reconocerme de inmediato. Por cierto... ha pasado mucho tiempo desde que nos vimos, no te alegres tanto. Hace tiempo que no te veo, así que no es como que no esté feliz... Por cierto, ¿a dónde se fue Calmera? Vinieron juntos, ¿no? ¡¿Ah?! ¡¿Se separaron?! 


Aran (6:02): Ah... de seguro te quedaste viendo unas flores en el camino, eres tan torpe como siempre. Por ahora te llevaré hasta tu habitación, sería un fastidio empezar a buscar a Calmera. Yo también escuché bastante de su parte. Vamos, sígueme.


*luego*


Aran (6:35): Esta es tu habitación, creo que puedes usar a tu antojo todo lo que esté adentro. No necesitas agradecerme, es normal ayudar a alguien en problemas.¡...! Oh... No, solo pensé que en verdad habías venido hasta acá. Se siente como si no fuera real. No puedo solo alegrarme... Oye, hay algo que debo decirte, el tiempo que puedes pasar aquí es limitado. Puedes ver ese gran árbol en esa colina, ¿no? Cuando ese árbol se tiña cuatro veces de color dorado tendrás que volver a tu mundo.


Aran (7:33): No, solo tú regresarás, yo me quedaré aquí... probablemente para siempre... Pero sin importar qué no digas que te quedarás en este mundo. Nada de ''¿por qué?'' Es lo mejor para ti, así que que ni se te ocurra decirlo, si lo haces en verdad me enojaré, te lo juro. Si entendiste, entonces responde. Cuando el árbol se haya teñido de dorado cuatro veces te irás, ¿entendido? Bien, así está bien. Bueno, hace mucho que no nos vemos, así que divirtámonos hasta entonces. Y una cosa más, no me toques, no preguntes porqué. ¡Te dije que no preguntes! ¡Entiende lo que digo! Así que cállate y escúchame. Sí, entonces hasta mañana.


*luego*


Aran (9:08): Ah…


Noel: ¡Oye! ¡Aran!


Aran: ¿Ah? Oh, eres tú, Noel. ¿El rey charlatán no está contigo hoy?


Noel: ¿Oh? No, Yuki hasta hace un momento estaba aquí... ¿Eh?


Yuki: ¿No podrías empezar a llamarme por mi nombre, Aran-kun? Y me gustaría que no hablaras como si siempre estuviera al lado de Noel.


Noel: Caminas muy lento, Yuki.


Yuki: Es solo que tú eres muy rápido, te emocionas demasiado solo porque ella vino.   


Noel: ¡Cállate! ¡No estoy emocionado!


Aran: Oigan, ¿me detuvieron para mostrarme sus peleas de hermanos?


Noel: ¡Claro que no! Tú ya la viste, ¿no? Queríamos preguntarte sobre ella.


Yuki: Así es, ¿no te parece injusto que vayas a hablarle sin avisarnos?


Aran: Ah, lamento eso. Pero simplemente la encontréprimero.


Noel: ¿Entonces? ¿Ha estado bien? Por cierto, ¿no está contigo?


Aran: Está en su habitación, estaba bien.


Noel: Ya veo, en verdad vino. Aún no siento que sea real.


Aran: Es verdad…


Yuki: ¿Qué sucede? Tienes una expresión indescifrable, Aran-kun. Pensé que estarías más feliz luego de verla.


Aran: Ah, sobre eso... Le dije que a partir de hoy, cuando el árbol se tiña cuatro veces de dorado ella tendría que volver a su mundo, de hecho, hice que me prometiera que se iría.


Yuki: ¡¿Eh--?!


Noel: ¡¿Ah?! ¡¿Por qué decides eso por tu cuenta?! ¿Por qué le dijiste eso?


Aran: ¿Por qué? Es obvio. Ella... no puede quedarse en este mundo. Ustedes también saben lo que significa quedarse aquí, ¿no?


Noel: Eso es verdad.. tienes razón.


Yuki: Hmm... te haces el fuerte, ¿pero en verdad te parece bien, Aran-kun?


Aran: Da igual si me parece bien o no, mientras formemos parte de este mundo eso es lo único que podemos hacer…



Track 2: Ya sea de noche o de mañana


Aran: *sonidos de animales* Que ruidoso... ¿Quién está gritando tanto...? Oh... ¡...! *se levanta* Vaya, eras tú. ¿Por qué estás tan alejada? Oh... ¿Aún les tienes miedo? Solo son animales. Ya te presenté a Airos, ¿no? Este oso se llama Bernhard y este tigre es Victor primero. No van a atacarte, así que no te asustes y ven. Rayos, no tengo opción... Oigan, larguense *los animales se van*.


Aran (1:20): Ahora no tienes problemas, ¿verdad? Date prisa y ven hacia acá. Sí, sí, siéntate a mi lado. Pero no te acerques demasiado... o me sentiré mal...  Aún así, me sorprende que llegaras hasta aquí, ¿alguien te dio la dirección? Así que fue Calmera, de seguro te pidió que me llevaras a clases. ¿Qué? ¿De verdad? Solo en ese aspecto Calmera es fastidioso. Lo lamento, pero no tengo intenciones de ir. Además, ¿cómo podría estudiar cuando hay tan buen clima? En días como este hay que dormir en la azotea.


Aran (2:23): Es verdad, cuando no hay buen clima para estar en la azotea podría ir a clases para pasar el rato. Aunque el mundo de Sacrifice suele tener buen clima, así que es muy raro que eso suceda. Tú también duerme *bosteza*. Hmph, ese lado serio tuyo es algo que no ha cambiado. Bueno, por ahora durmamos juntos. Como conmemoración por nuestra reunión serás mi cómplice. Sí, esa es la actitud. 


Aran (3:17): ¿Qué tal? ¿No sientes que el cielo está más cerca cuando te recuestas de esta forma? Tomar una siesta mientras ves las nubes es lo mejor que hay. ¿Oh? ¿Qué pasa? Ah, ¿es tan raro que ande junto a los animales? ¿Lo recuerdas? Bueno, es cierto que desde siempre me han gustado los animales, pero cuando vine aquí me empecé a encariñar con especies más grandes. Bueno, si necesito a alguien que me obedezca, entonces es mejor que sea alguien grande. ¿No he cambiado...? Te equivocas. Aunque no lo creas pasaron varias cosas desde que te mudaste.


Aran (4:21): Sí, muchas cosas... Dejé de ir con regularidad a la escuela y a cambio me la pasaba en medio de peleas... Al tener el cabello así tienden a venir muchas personas a atacarme y no puedo escapar, además, me molesta que me subestimen. Al enfrentarme a esas personas en cierto momento... un montón de gente rara empezó a aparecer a mi alrededor... Aunque vencí a todos aquellos que venían. ¿Qué pasa con esa cara? ¿Estás devastada? Hmph, bueno, imaginaba que dirías algo así.


Aran (5:23): No, cuando te la pasas en medio de peleas aparecen tipos ruidosos que empiezan a divulgar rumores. Pero... como pensé, tú eres distinta, siempre has sido así. Creo que ya lo sabes, pero en mi casa mis padres eran molestos. Y los niños de mi clase esparcían rumores sobre mí, así que no podía hacer amigos... La gente de mi clase empezó a llamarme lobo solitario y a evitarme, pero tú fuiste distinta. Por más que te dijera que no te me acercaras lo hiciste. A ti no te importaban las apariencias ni las opiniones de los demás.


Aran (6:28): Es porque eres así que debiste de empezar a gustarme. No te sonrojes, te entregue aquella carta, así que debes de conocer mis sentimientos, ¿no? Sí, la que te di antes de que te mudaras. ¿Carta de amor? ¡No la llames de forma tan vergonzosa! ¿Ah? ¿Aún la tienes? Dame un respiro... ¿Es un tesoro? Oye... no digas cosas raras... 


Aran (7:14): De todos modos como aquella vez de inmediato volverás a... *se levanta* Oye, ¿estás libre hoy? Nada de ''eh...''. Es que a pesar de que nos hicimos amigos en la escuela primaria tuvimos que separarnos de inmediato y no pudimos jugar mucho. Pero logramos vernos otra vez, así que hagamos todo lo que no pudimos en aquel entonces, de forma que cuando volvamos a separarnos no nos arrepintamos de nada. ¿Qué quiero decir? Hablo de una cita, ¿no es obvio? Tienes que entender eso, tonta. Tch... No te sonrojes tú también.


Aran (8:23): ¿Entonces? ¿Vendrás o no? Elige. No te dejaré decir que no, ya que me perteneces, ¿entendido? De hecho entiéndelo. Como sea, tendremos una cita. Bien, asentiste. Ahora que está decidido, saldremos esta noche. ¿Ah? Es obvio el porqué, haremos algo que solo puede hacerse durante la noche. No tenemos mucho tiempo, así que da igual si es de día o de noche, no podemos desperdiciar ni un momento. Entonces esta noche, cuando el color del árbol cambie nos reuniremos en la entrada del dormitorio.


*en la noche*


Aran (9:32): Hola, te hice esperar. Si armas ruido nos encontrarán, no alces demasiado la voz. Entonces partamos, sígueme *ruidos de animales*. ¡Airos! Y también Victor. Les dije que no me siguieran *ruidos de animales*. Tontos, tontos, no lloren o los demás se darán cuenta de nosotros. No, no, no nos sigan, ya que voy a estar a solas con ella. Andando. 


*luego*


Aran (10:23): Bien, llegados hasta aquí estaremos a salvo. Aah... es agotador esforzarse por no ser descubierto. Tú también debes estar cansada por tener que avanzar sigilosamente, pero sería un fastidio que Calmera nos encontrara. Es obvio que nos regañará si se entera de que nos infiltramos a la escuela durante la noche. Dicho eso, está oscuro, pero vamos a avanzar. Ten cuidado donde pisas. ¿Ah? ¿Por qué? Es que de seguro nunca has ido a la escuela durante la noche, es por eso que te traje. 


Aran (11:11): ¿Ah? No lo entiendes, es divertido infiltrarse al edifico durante la noche, cuando no hay nadie. No tiene nada de interesante ir a la escuela durante el día... Esto es algo que tampoco pude hacer cuando era pequeño. Es difícil olvidar algo que no haces a menudo, ¿verdad? ¿Ah? No da miedo. No hay fantasmas... no en este mundo. Aah... no tengo opción. Si te asusta tanto, entonces sostén mi mano... Ah, no es nada... Oye, por más asustada que estés, que ni se te ocurra abrazarme. Entonces está bien. Muy pronto estaremos en la sala, así que sígueme.


*luego*


Aran (12:28): *abre la puerta* Siento que ha pasado mucho tiempo desde que entré a la sala de clases. Cállate, no hables como Calmera. Por cierto, ¿no tienes sed? Debe ser por la emoción, aunque en la sala de clases no hay nada... ¿Ah? ¿Trajiste algo? Hmph, compraste algo para la salida, así que también estabas ansiosa *abres la lata*. ¿Ah? Nada de ''toma''. ¿No acaba de hacer un sonido? ¿Acaso es...? No, te tomaste la molestia de traerla, así que beberé... ¡Dámela!


Aran (13:41): Ngh... *bebe* ¡Kgh...! Maldita... ¡Sabía que era una bebida con gas! *toce* Estoy bien. *toce* Te digo que estoy bien. No intentes acariciar mi espalda. Ah... ¿Quién te dijo que las bebidas con gas eran mis favoritas? Ese maldito rey charlatán... ¡Es lo contrario! Detesto las bebidas con gas. Maldición... ese bastardo... Así que te la pasó para que yo la bebiera, luego lo haré pedazos.


Aran (14:40): Tú no tienes de qué disculparte, pero... te daré elr esto. Sí, puedes beberla toda. Me sorprende que puedas beber eso, se sienten un montón de explosiones en la boca. Cállate, eso es lo que me disgusta. ¿Ah? ¿Por qué de repente te tensas? ¿Te diste cuenta de que las bebidas con gas son desagradables? ¿Ah? ¿Indirecto? ¿Qué estás diciendo? ¿Intentas decir que es un beso indirecto? No te sonrojes por eso... harás que a mí me de vergüenza.


Aran (15:43): Todos hacían eso cuando éramos niños, ¿no? En el jardín de la escuela, compraban un jugo... ¿Ah? ¿Qué? ¿Una choza de cría? No, no hay aquí. ¿Por qué de repente hablas de eso? Ah, ya sé, es por eso, recordaste la choza de cría de cuando íbamos en primaria, ¿no? Cuidabamos juntos del conejo, ¿no? Si mal no recuerdo viste como alimentaba a escondidas al conejo. Entonces terminamos dándole juntos de comer. Cuando el conejo de repente dejó de comer nos la pasamos pensando en cómo hacer para que comiera. Y entonces cuando comió nos alegramos mucho, ¿no? Si mal no recuerdo nos abrazamos de la felicidad. Si quieres ver un conejo, entonces puedes ir al bosque, si quieres puedo llevarte la próxima vez.


Aran (17:00): Que nostalgia... Pensé que ya no podría volver a hablar del pasado contigo. Puede que esto no esté mal, aunque no es mi estilo. Oye... ¿quieres probar un beso que no sea indirecto? No tiene nada de malo, nadie está viendo ahora. Hmph, era una broma, no te la tomes en serio. Ya que incluso si quisiera hacerlo... No, no es nada. Aah, me está empezando a dar hambre. Veamos si es que alguien oculta comida debajo de su pupitre. Puede que Yujin tenga algún dulce.


Aran (18:03): ¿Ah? ¿Volverás al dormitorio? No hagas eso, solo veamos qué encontramos *te vas*. Ah, se fue... Ni siquiera iba a robar, es demasiado serio... Si tan solo estos días duraran para siempre…


Aran (18:37): Tras eso empezamos a estar juntos todos los días. La llevaba al campo de flores que quería ver, dormíamos al lado del lago y de vez en cuando íbamos a clases. Ella... en verdad es seria con esas cosas. Sinceramente me divertí mucho. Si ella sonreía yo también era feliz y pensaba en que quería seguir viendo esa sonrisa. Pero el día prometido se acerca. Aunque mi rostro sonría, en algún lado de mi corazón pensaba... sobre el día en el que tendría que volver a separarme de ella.



Track 3: No quería que pusieras esa cara


Aran: Oye, si caminas tan despreocupadamente terminará oscureciendo. La otra vez dije que te mostraría un conejo, ¿no? Date prisa y ven. ¿Sabes? Aquí hay bastantes conejos, también hay ardillas, de seguro te gustarán. Esto, si mal no recuerdo hay que girar aquí... ¿Oh? Ahora que lo pienso... últimamente los animales han estado un poco raros. Es como si no pudieran calmarse, ¿por qué será? Hasta ahora esto nunca había pasado. Bueno, puede que sea mi imaginación. Oye, hay muchas raíces de árboles allí, así que ten cuidado-- *te caes* ¡Oye! ¡Cuidado! *intenta agarrarte, pero su mano te traspasa y caes*


Aran (1:07): ¡Oh...! Lo sabía... Aah... eso fue... esto... Llegados a este punto no tengo otra opción... Fue tal y como viste, yo no puedo tocarte... Y tú tampoco puedes tocarme, eso es todo. Si crees que es una broma, entonces vuelve a intentarlo. Extiende tu mano *lo traspasas*. ¿Ves?


Aran (2:00): No puedes tocarme, ¿verdad? Tu mano termina atravesándome. No lo entiendo bien, pero al parecer ahora existimos en dimensiones distintas y es por eso que sucede esto. ¿Recuerdas lo primero que te dije? Es por eso que te dije que te fueras. Si alguien como tú que no pertenece a este mundo se quedara para siempre... de seguro ocurriría algo malo... Por eso tienes que irte en el día que acordamos. No podemos estar juntos para siempre... Lamento haberte hablado de esto, ya olvídalo por favor. ¡Rayos! Es porque sabía que se formaría este ambiente que lo mantuve en secreto.


Aran (3:03): No quería que pusieras esa cara. Perdón... Volvamos por hoy.


*luego*


Aran (3:27): Cuando Calmera me dijo la regla de este mundo solo pensé: ''Hm, así que es eso''. Pero cuando ella estuvo delante de mí y experimenté aquella regla que nos ataba finalmente le tomé su peso correspondiente. Pensaba que me bastaría con estar a su lado, pero no fue así. Si hay una fecha límite, entonces con más razón mis sentimientos se acumularían. Yo... quiero tocarla, quiero sentirla más... quiero... Ya no soy un niño, quiero sostener su mano, abrazarla y besarla. Incluso antes quería ayudarla antes de que se cayera, pero... esa es la regla de este mundo…


Aran (4:44): Hay una forma de romper la regla, pero eso es lo único que no puedo hacer. A pesar de que antes habría aceptado en cualquier momento…


*otro dìa*


Aran (5:17): Hola. Tonta, ¿de qué te sorprendes? Oye, tengamos una cita. ¿A dónde quieres ir hoy? Es que descubriste que no puedes tocarme, así que ahora puedo hablarte sinceramente, me quitaste un peso de encima. Aún tenemos tiempo, te llevaré a todos los lugares a los que quieras ir. Te dije que nos divertiríamos hasta el último día, ¿no?


Aran (5:54): Después de eso pasé los días con ella como había hecho hasta entonces, pero me desagradaba el ser consciente de que desde aquel día ella se estaba forzando a sonreír. Cuando el día prometido llegue ya no podremos estar juntos. Nosotros finalmente... empezamos a ser conscientes de lo doloroso que era eso... 


Aran (6:33): Entonces nos vemos mañana. Piensa sobre a dónde quieres ir mañana. Sí, buenas noches *sale de la habitación*. Solo un día más... Kgh... ¡Maldición...! *golpea la pared* No... No quiero... devolverla... 


*al día siguiente*


Aran (7:28): Rayos, te dije que pensaras a donde querías ir... Entonces hoy te llevaré a la base secreta que hice. El otro día no pude llevarte hasta ella, también te mostraré conejos. Oye... ¿Por qué luces tan deprimida? Mañana es el día prometido, pero aún nos queda este día, así que no pongas esa cara ahora. No era consciente de ello, pero ahora me doy cuenta de que han pasado varias cosas desde que viniste a este mundo. Aunque todo pasó en un parpadeo. Pero siento que luego de jugar tanto no me arrepentiré como lo hice en el pasado. Ya debimos de haber acabado con casi todo lo que queríamos hacer…


Aran (8:33): ¡Ah! ¡Te dije que no quería hacerte poner esa cara! Rayos, no tengo opción, en tal caso te contaré una historia muy divertida. Eso fue... un poco antes de que vinieras. Noel empezó a llorar diciendo '¡'mi ropa interior desapareció! Luego de que todos investigáramos por un rato descubrimos que Airos tercero se la había robado. ¿Qué tal? Fue muy divertido, ¿no?


Aran (9:12): ¿Qué...? Oye... sonríe... Si no sonríes, entonces te forzaré a reír haciéndote cosquillas. ¡Así--! Ah... No... no es nada... Jaja... ¿Qué estoy haciendo? Si sé que no puedo tocarte, parezco un idiota. En verdad... ¿qué estaré haciendo...? ¿Ah? ¿Por qué te preocupas por mí? Debería ser al revés. Que molesta, eras tú la que lucía deprimida. Yo siempre tengo esta cara, no estoy sufriendo.


Aran (10:15): No estoy sufriendo... 


Aran (10:24): Oye, en serio, por favor sonríe. Yo no puedo hacer nada por ti, pero no me gusta que pongas esa cara. El conejo que solíamos cuidar, esto... falleció. ¿Recuerdas que cuando pasó eso lloraste un montón? En aquel momento estaba triste por lo del conejo, pero era mucho más doloroso el verte llorar y pensé que no quería volver a ver tu llanto, por eso... sonríe siempre. No creo poder cumplir la promesa de aquel momento... pero aún así yo siempre... ¿Oh? ¿Lluvia?


Aran (11:31): ¿Por qué? Es imposible que pueda llover en el mundo de Sacrifice. Tsk... A este paso acabaremos empapados. ¡Por ahora correremos hasa la base secreta! ¡Ven!


*relámpago* *en otro lugar*


Noel: La lluvia no para.


Yuki: A pesar de que hasta ahora nunca habíamos tenido un clima así. Se siente como si el clima se hubiera arruinado debido a que se acerca el día en que ella se vaya. Puede que el mundo esté intentando retenerla.


Noel: Oh, eso es bastante cursi para ser tú.


Yuki: Es que este clima luce como si alguien estuviera llorando.


Noel: No puede ser, es imposible. De hecho, ella y Aran aún no regresan. ¿Estarán bien?


Yuki: Puede que esté llorando, aunque no sé quién.


*en la base secreta*


Aran (12:45): *abre la puerta* Ah... ah... ¿Estás bien? Entra. No está muy limpia, pero es mejor que mojarse. Vamos, sentémonos aquí. Ah... de hecho... No es muy espacioso, así que es inevitable, pero estamos... bastante cerca... ¿Es raro que diga que estamos cerca... a pesar de que no podemos tocarnos? Está bien, no tienes que alejarte. Pero... *te traspasa* A pesar de que estamos tan cerca... y pienso que en verdad no puedo tocarte... Lo único que nos falta hacer... sería esto...


Aran (13:56): ¿Un método para que podamos tocarnos? No es como que no existiera, pero... Ya te lo dije antes, ¿no? Que por nada del mundo debías decir que te quedarías aquí y también que existimos en dimensiones distintas y que por eso no podemos tocarnos. En resumen, si existieramos en la misma dimensión, entonces seríamos capaces de tocarnos. Si te quedas en este mundo podremos tocarnos. ¡Pero no! ¡Por nada del mundo hagas eso! En tu mundo están tu familia y tus amigos, ¿no? Por eso tienes que regresar.


Aran (14:50): Ni idea, no sé si nos volveremos a ver. Pero es probable... que no exista una próxima vez... Está bien, no pongas esa cara. Incluso si nos separamos yo te... De todos modos, aunque estemos separados nuestros corazones están unidos, ¿no? Por eso solo no digas que te quedarás. Hablamos de eso al principio, ¿no? Que algún día volverías y aún a sabiendas de eso estuvimos juntos. Pasamos todos los días juntos para no arrepentirnos. Por eso mañana despidámonos con una sonrisa. Pasamos mucho tiempo juntos. Yo... ya tuve suficiente.


Aran (16:01): ¿Ah? ¿No te gusta? ¿Por qué hablas como una niña pequeña? Detente... no digas nada más... Justo cuando logré aguantar hasta ahora... Por favor, no tuerzas mi desición... Además, desde que te mudaste hemos pasado años sin vernos y aún así estuvimos bien, incluso si otra vez somos incapaces de vernos no...


Aran (16:42): Es obvio... que yo también quería verte... ¡He querido verte desde que nos separamos! ¡Incluso desde que viniste! ¡En realidad siempre me preguntaba porqué debía regresarte...! Pero no... No lo digas... si lo dices tú... ¡...! Tú... ¿acabas de... decir que te quedarás en este mundo...? Claro... que yo tampoco quiero alejarme de ti. ¡Pero si te quedas conmigo, tú...! ¡Maldición...! ¿Por qué...?


Aran (17:55): ¡¡Claro que está mal!! Te lo advertí muchas veces y me ignoraste... Maldición... A pesar de que me resistí porque sabía que sería malo que lo dijeras *lo abrazas*. Por tu culpa... todo se arruinó. 


Aran (18:28): Sí, así es... la única forma de que pudiéramos tocarnos era que dijeras que te quedarías en este mundo. Te lo dije antes, ¿no? Ahora estamos en la misma dimensión y por eso podemos tocarnos. Te dije tantas veces que no lo dijeras. ¿Por qué lo dijiste? Pedazo de idiota *te abraza*. Maldición... había decidido que definitivamente te regresaría... pero el poder tocarte... me hace tan feliz…


Aran (19:35): Sí, claro que estoy feliz... ya que siempre me has gustado. Pero... en verdad... ¿esto fue lo mejor? *deja de abrazarte* Perdón, es obvio que te sorprenderías si te abrazaba de la nada. Sinceramente yo también estoy en shock, por eso dame algo de tiempo para organizar mis pensamientos. Mañana, ¿podrías ir al gran árbol que está sobre la colina? Yo también... me aseguraré de decidir lo que quiero decirte. Sí, gracias. Te estaré esperando, así que asegúrate de venir.




Track 4: Quiero que esta vez me lo digas


Aran: Lamento la espera. Gracias por venir. Mira este árbol, como hoy es el día dorado está teñido de ese color. Como al fin está despejado se ve incluso más bello. Hoy era el día prometido, ¿no? En realidad hoy iba a hacerte regresar a tu mundo, no imaginé que iba a ocurrir esto. No... no es así, en realidad yo tampoco quería devolverte, por eso... el que puedas tocarme ahora me hace feliz, muy feliz.


Aran (1:06): No me mires tanto. Cierto, no te llamé para decirte esto *se aclara la voz*. Aj, pues, esto... estuve pensando en lo que quería decirte, pero al final lo olvidé. De todos modos, diré lo que quiero decir. Me gustas. Cuando te entregué la carta, no... desde el día en que me pediste que fuéramos amigos, desde entonces siempre me has gustado. Cuando te entregué la carta dije que no necesitaba una respuesta, pero ahora quiero que me digas tus sentimientos.


Aran (2:12): Ah... al fin pude escuchar tus sentimientos *te abraza*. Luego de que te mudaras... pensé que no volvería a verte... por eso... en verdad... me hizo feliz el poder verte en este mundo. Siempre quise estar así contigo *beso*. Hmph, ¿por qué te sorprendes? Al fin soy capaz de tocarte, así que no voy a esperar. Tú viniste a este lugar y ya no puedes volver, así que ya no pensaré en cosas de más... haré que todo de ti me pertenezca. Déjame besarte *beso*.


Aran (3:36): No huyas, esto no es suficiente *besos*. Tsk... Si pones esa cara no podré parar. Aunque no tengo intenciones de detenerme *besos*. 


Aran (4:14): Oh, ¿estás bien? Perdón, te abracé demasiado fuerte, ¿te dolió? ¿Hm? Entonces a partir de ahora seré amable *beso*. Tú... no digas cosas demasiado lindas, ¿acaso quieres que te muerda? Es broma, a diferencia de Airos yo no soy un león, pero creo que estaría bien que te diera un leve mordisco *mordida leve*.


Aran (5:16): Hmph, si reaccionas tanto me dan ganas de hacerlo aún más. No me subestimes demasiado. ¿Hm? Sí, sí, lo lamento, me dejé llevar. ¿Podrías perdonarme con esto? *beso* Ah, ¿por qué estás sonrojada? Harás que me de vergüenza. Suficiente, no me veas, cierra tus ojos. No tienes que cerrarlos con tantas fuerzas, en verdad eres divertida. No pensé que el poder tocarte me haría tan feliz *beso*.


Aran (6:30): Oye, sé que es raro decir esto ahora, ¿pero en verdad no te arrepientes? Aunque ya es tarde. Pero... lo lamento, no es típico de mí decir esto, ¿no? Ya lo decidí, siempre pensé que debía devolverte a tu mundo, pero tú dijiste que querías estar conmigo, ¿no? En ese momento realmente me hiciste feliz, lo digo en serio. Cuando te dije que te fueras pensaba que podría volver a hacerte llorar, pero ahora estás sonriendo mucho.


Aran (7:32): ¿O debería decir que estás toda sonrojada? ¿Qué? No me estoy burlando, es la verdad. Oye... ¿recuerdas la promesa que hicimos hace tiempo? Sobre que el conejo había fallecido, pero que yo me quedaría para siempre a tu lado. Después de eso te mudaste de inmediato y pensé que nunca más podría cumplir esa promesa, pero ahora la cumpliré. Yo... me quedaré para siempre a tu lado, así que tú sonríe siempre junto a mí. Es una orden de tu majestad, ¿entendido? Vamos, responde.


Aran (8:40): Sí, perfecto. No tienes de qué preocuparte, ya que definitivamente te protegeré, por eso sonríe siempre *beso*.




Track 5: Epílogo


Aran: No necesito amigos, eso era lo que solía decir en la escuela primaria. Cómo actuaba así nadie se me acercaba. Pero... tú fuiste distinta. Todos los demás se alejaban de mí diciendo que era alguien desagradable, así que pensé que harías lo mismo. En verdad no tenía intenciones de ser tu amigo, pero antes de darme cuenta me gustabas un montón. Tu fuerza, tu amabilidad, creo que me enamoré de eso. A pesar de que todos los demás me evitaban, a ti eso no te importó y te acercaste a mí.


Aran (1:12): Es por eso que cuando dijiste que te mudarías quedé sorprendido. Pensar que nos separariamos justo cuando me di cuenta de los sentimientos que tenía por ti, no podía soportarlo. Pero no podía decirlo sinceramente. Fue bueno que escribiera una carta, pero el papel que usé fue una página que arranqué de uno de los libros de la escuela. Así es, en aquel momento no quería una respuesta, así que solo grité que tenías que acordarte que existió un hombre como yo. 


Aran (2:01): Incluso ahora recuerdo tu suave expresión. Tras eso pensé que no volvería a verte, pero ahora logramos reunirnos y pude escuchar tu respuesta. Incluso ahora me pregunto si esto no es un sueño, pero efectivamente estás a mi lado. Con eso me basta. Te amo, esta vez sí estaremos juntos para siempre y seremos felices.



SF; Oficialmente Aran es mi favorito de los tres CDs que llevo traducidos. Me encanta esa consideración que tiene con la protagonista al querer devolverla a su mundo a pesar de amarla. También me gusta imaginarla con sus animales alrededor y el hecho de que haya mencionado que se metía en peleas, no sé, tengo algo con el tipo de personajes bruscos pero amables, aunque Aran realmente no es brusco con la protagonista y es constantemente tierno.

Espero que les haya gustado, no olviden comentarme qué les pareció y nos vemos en otra traducción ^^.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

10 Reyes de la semana