domingo, 2 de febrero de 2020

Diabolik Lovers More, More Blood Vol 1: Ayato Sakamaki

Cv: Hikaru Midorikawa

Track 1: El durmiente él

*campanada*

Ayato: *durmiendo* *lo mueves* ¿Hm...? Hn... ¿Ya acabó la clase? *bostezo* ¿Qué? Pero si
todos ya se fueron. A esta hora la limusina ya debe de haberse ido. Oye, despiértame antes. Eres una pecho plano inútil. Cállate, no me respondas. Si eres mi novia, entonces se más obediente *se levanta y estira*. Hoy también se la pasaron hablando en la clase, todos los días es así, es aburrido. Es tedioso que no hagan nada impactante.

Ayato (1:16): Ya sé. Oye, tengo sed tras despertar, déjame beber tu sangre. Asistí a las ridículas clases, así que si no hago al menos esto no podré soportarlo. ¡Deja de parlotear! ¡Solo dámela! Ja, las marcas que el gran yo te hizo están esparcidas por todas partes. ¿Debería sobreescribirlas antes de que desaparezcan? Oye, ¿desde donde quieres que succione? Hoy te dejaré escoger. ¿Desde tu cuello? ¿Desde tu clavícula? ¿O prefieres que sea en una zona más cerca del corazón?

Ayato (2:13): Vamos, si no me dices te morderé en todas partes. No puedo esperar hasta que volvamos a casa, te estoy diciendo que tengo sed. Vamos, dilo, ¿en donde quieres mis colmillos? ¿Debería hacerlo en tu cuello? *besa tu cuello* ¿O debería succionar desde tu lengua? Abre tu boca, te haré sentir mucho placer. Aunque si muerdo tu lengua luego no podrás comer bien, puede que el simple hecho de respirar te cause dolor. Pero eso da igual, ¿no? Ya que eso te gusta.

Ayato (3:12): Con tu rostro rojo no pareces estarte negando *beso*. No tiene sentido que te resistas *muerde*. Rayos, ¡no escapes! ¡O no podré morder bien! Oye, ¿por qué te estás sentando? ¿Acaso solo con esto colapsaste? Jaja, que patética. No tengo de otra. Vamos, ponte de pie *te levanta y empuja*. Solo recuéstate en el pupitre. Debí haber hecho esto desde un principio, de esta forma es más sencillo succionar, también es más fácil quitarte el uniforme *te desviste*.

Ayato (4:17): No esperaré, es tu culpa por quejarte. Ni si quiera tienes un cuerpo que por el que valga la pena preocuparse de que lo vean. ¿O acaso es por esto? Después de todo tienes muchas marcas de mis colmillos. Si no quieres que vean esto, entonces puedo entenderlo, ya que está claro que tanto te he devorado. Puede que no se vea, pero esta zona de tu hombro, con solo observarla se puede saber, ya que tiene bien grabada mis marcas. Jejeje, ¿solo con esto te excitas? ¿Te encendiste luego de que te empujé hacia el pupitre? Me gustaría seguir y molestarte, pero hoy no lo haré. Voy a darte mucho, así que alégrate.

Ayato (5:17): Déjame ver, creo que voy a succionar desde aquí. En esta zona la piel es blanda, así que puedo hundir fácilmente mis colmillos en ella. Lo haré con fuerza, así que asegúrate de alzar una buena voz. Vamos, no apartes la mirada, observa atentamente *muerde*. Por más que te quejabas, al final tú también estabas ansiosa. Tu sangre se ha vuelto muy espesa. Tu respiración también se ha acelerado, tienes una expresión deseosa *beso*.

Ayato (6:15): ¿Lo sientes? Tu sangre es dulce. Eres deficiente en muchos aspectos, pero al menos tu sangre es deliciosa. ¿Ah? ¿Qué? ¿No quieres que diga algo bueno de tu sangre, sino que diga que tú eres buena? Entonces intenta complacerme. Sabes que la sangre me gusta mientras más dulce sea, ¿no? Ahógate más *muerde*. Jajaja, se está volviendo más espeso. Te gusta tanto el dolor que ya no tienes salvación. Oye, también te gusta esto, ¿no? Que a tus heridas las... *lame* Es repentino y agradable, ¿no?

Ayato (7:22): ¿O acaso hubieras preferido que introdujera mi lengua en tu herida? ¿Qué significa esa cara? ¿Crees que me detendré si te resistes de esa forma? Tonta, tiene el efecto contrario *lame*. Pones una expresión lasciva... ¿Te parece bien? Este es un salón de clases. Aunque ya hayan acabado las clases, es probable que alguien venga. Es muy tarde para alterarse. Ahora, ¿desde dónde debería succionar ahora? *empiezas a moverte* No tiene sentido oponerte, no vas a liberarte de esa forma. ¡Ah...! ¡Oye! ¡No patees mi bolso! Salió todo lo que tenía dentro... *va a recogerla*

Ayato (8:32): *recoge algo* No se ha roto... ¿Ah? ¿Esto? No es nada... *lo guarda* Más importante, perdí el ánimo. Regresemos. Vamos, date prisa y levántate. No succioné tanto como para dejarte anémica. Si no te levantas te dejaré atrás *sale de la sala y lo sigues*.


Track 2:  Camino a casa

Ayato:  Todos los días hay que ir a la escuela y asistir a las clases, es aburrido repetir lo mismo siempre. Si mal no recuerdo mañana tenemos matemáticas, ¿no? Ah, en verdad es agotador... ¡¿Ah?! No sabía que teníamos tarea. Es asunto mío si duermo o no, es culpa de las clases por ser tan aburridas. Por cierto, ¿eso significa que cuando vuelva a casa tendré que volver a sentarme en un pupitre? Que fastidio... No quiero hacerlo. Además no sirve de nada estudiar, ¿no lo crees? Eres muy atrevida al regañarme cuando solo eres una pecho plano, ahora perdí incluso más las ganas de hacer la tarea. Aunque si no lo hago Reiji va a volverse molesto, maldición.

Ayato (1:10): ¿Ah? Voy a tomar un desvío. Si caminamos sin que me queje no tendré ni ganas de regresar. Está bien, ya que tenemos mucho tiempo. Vamos, tú también date prisa y ven.

*luego*

Ayato (1:38): Como pensaba, este lugar está muy animado. Bien, hay mucha gente, así que supongo que lo haré por aquí. ¿No sabes que haré? Me tomé la molestia de elegir el lugar, uno perfecto para ti. No pongas esa cara, solo hay una cosa que se puede hacer en un lugar como este, ¿no? Oye, voltea hacia acá *beso*. Jajajaja, estás hirviendo  como un pulpo. Te he besado muchas veces, pero te pones nerviosa cuando es en medio de mucha gente. Solo observa a tu alrededor, estás siendo observada.

Ayato (2:34): Ah, debes saber porque hago esto. Lo de antes no fue suficiente, por eso voy a succionar aquí. Te excitas más cuando te observan, ¿no?  Tu sangre cuando te ahogas en el placer es especial. Asegúrate de excitarte al ser consciente de tu alrededor con el fin de darle una deliciosa sangre al gran yo. No voy a detenerme luego de llegar tan lejos. Si no quieres que se den cuenta de que estoy succionando tu sangre, entonces esfuérzate por contener tu voz. Mientras te quedes quieta solo pareceremos unos novios coqueteando. ¿Ah? Jajaja, tu cuerpo está todo tenso, te estás esforzando demasiado, ¿tanto deseas  que no nos descubran? ¿O acaso estás ansiosa?

Ayato (3:38): Oye, ¿te das cuenta? Puedo sentirlo por encima de tu piel. Mira, con solo acariciarte... ¿Ves? Tu sangre está más caliente que antes. ¿No será que esto en verdad te gusta? Je... si me equivoco, ¿entonces por qué estás así? Todo tu cuerpo está caliente. Ah, ya veo, aún quedan secuelas de cuando te succioné anteriormente. ¿Acerté? Entonces no necesitaré jugar contigo. Si reaccionas así al acariciarte con mis dedos, entonces no resistirás a cuando te roce con mis colmillos. Oye, ¿prefieres que te muerda con fuerza o que te roce con mis colmillos? *te roza*

Ayato (4:50): ¿Qué prefieres? Responde. Es el gran yo el que te está preguntando. Vamos, voltea hacia acá. Jajaja, ¿por qué estás apretando tus dientes? ¿Acaso pretendes contener tu voz de esa forma? Es un método muy poco atractivo. Te dije que contuvieras tu voz, pero cambié de opinión. Si haces eso, me dan ganas de derrumbarte. Vamos, abre tu boca. Más te vale no morder mis dedos *los mete en tu boca*. Que cara tan poco lamentable, ¿no puedes ser un poco más sensual? Bueno, es inútil esperar sensualidad de ti.

Ayato (5:52): ¿Qué pasa? ¿Te estás asfixiando? No tengo opción. Yo soy amable, así que acabaré pronto. Voy a succionar, está bien si no puedes cerrar tu boca, ¿no? Si no quieres que nos descubran, entonces esfuérzate por resistir *muerde*. Jeje, puedes hacerlo si te esfuerzas, pero acabas de morder mis dedos, ¿no? Lo hiciste sabiendo que pasaría, ¿no? Te castigaré tal y como deseas *muerde*.

Ayato (6:58): Que dulce. Ese fue un gemido bastante seductor para una pecho plano como tú. Jajaja, ¿acaso tu cerebro también se derritió? ¿No te percataste de la voz que acabas de alzar? Fue bastante sensual para ser tú. Mira, todos a nuestro alrededor están apartando la mirada, sería terrible que un conocido tuyo estuviera aquí *colapsas*. Oh... Supongo que ya estás anemica, bueno, lo hice también en el salón de clases, así que es normal. Si tuvieras sangre ilimitada había podido molestarte un poco más. Ya lo sé, como no tengo opción volveré ya a casa. Vamos, no tambalees y camina por tu cuenta o volveré a morderte.

*luego*

Ayato (8:19): *entran* Ah, como fuiste tan lenta tardamos en regresar. ¿Qué? Te cargué la mitad del camino, no te quejes. Además, acabaste tambaleante solo porque succioné un poco. Si no hubieras acabado anémica te habría llevado a muchos lados y jugaría contigo. La próxima vez lo haré, ya que no lucías muy satisfecha. Te adiestraré de tal forma que sin importar a que parte de la ciudad vayas acabarás recordando mis colmillos. ¿Ah? No te niegues cuando eres solo una pecho plano. Parece que tendré que volver a enseñarte que mis decisiones son irrebatibles.

Ayato (9:16): Bueno, te perdonaré porque este no fue un mal día. Pude beber un montón de tu sangre y jugar contigo. Oye, tú también lo crees, ¿no? Que deberíamos volver a vivir este día...

*manecillas yendo hacia atrás*

*campanadas*

Ayato (10:08): *durmiendo, lo despiertas* ¿Hm...? Ya acabó la clase? *bostezo* ¿Qué? Pero si todos ya se fueron. A esta hora la limusina ya debe de haberse ido. Oye, despiértame antes. Eres una pecho plano inútil. ¿Ah? ¿Qué sucede? Estás pálida. 


Track 3: Nuevamente, después de clases

Ayato: Oye, ¿por qué te quedas allí distraída? ¿Acaso no vas a reaccionar luego de haberme despertado? ¿Ah? ¿Qué hora es? Lo sabrás si ves el reloj, ya se acabaron las clases. ¿Qué estás diciendo? Ah, ya veo, tú también te dormiste durante las clases. ¿No habrás soñado con que regresamos a casa? Deja de parlotear, eres ruidosa. Más importante, tengo sed. Oye, déjame succionar tu sangre. Asistí a las ridículas clases, solo dámela. ¿Ah? Tu olor ya se volvió dulce.

Ayato (1:02): Vaya, así que tú también estabas ansiosa. Si me equivoco, ¿entonces qué es esto? *lame* Lo sé desde encima de tu piel, que tu sangre se ha vuelto dulce. No estaría así a menos que te clavara varias veces mis colmillos. ¿Ah? ¿Aún estás medio dormido? ¿Cuando succioné? No lo he hecho hoy. Ah, así que pretendes huir de mí diciendo eso. No lo permitiré. Que molesta, para ser una pecho plano eres demasiado atrevida al intentar escapar. *te empuja* 

Ayato (2:03): Solo recuéstate en el pupitre. Debí haber hecho esto desde un principio, de esta forma es más sencillo succionar, también es más fácil quitarte el uniforme *te desviste*.  No esperaré, es tu culpa por quejarte. Ni si quiera tienes un cuerpo que por el que valga la pena preocuparse de que lo vean. Creo que voy a succionar desde aquí. En esta zona la piel es blanda, así que puedo hundir fácilmente mis colmillos en ella. No te he mordido aquí en mucho tiempo, así que estás feliz, ¿no? ¿Ah? ¿No crees que eres demasiado sensible? Solo te toqué. En verdad pareciera como si ya hubiera succionado. Estás esparciendo un olor muy dulce *beso*.

Ayato (3:04): ¿Qué fue esa reacción? Hoy estás bastante motivada. Como pensaba, estabas ansiosa. Perfecto, te daré un montón en honor a eso. Te clavaré mis colmillos lo más profundamente posible. Ahora que recuerdo, te vuelves más y más sensible a medida que te clavo mis colmillos, ¿no? ¿Qué pasaría si lo hiciera sin dejarte descansar? Podría hacerlo tantas veces y tan dolorosamente que hasta tu cerebro acabaría por romperse. ¿Qué te sucedería? Bueno, no hay forma de que lo sepa. Como siempre acabas anemica, por más que quiera no puedo intentarlo. ¿Pero no es malo que tu cuerpo esté tan caliente?

Ayato (4:02): Puede que estalles solo con morderte una vez. Nada de ''detente''. Con solo ver tu rostro sé que estás deseosa. Vamos, no apartes la mirada, observa atentamente *muerde*. Lo sabía, tu sangre está muy espesa. Tu respiración también se ha acelerado, tienes una expresión muy lasciva. ¿En verdad colapsaste solo con esto? Interesante, morderé en otras partes. Jajaja, ¿sabes qué cara estás poniendo ahora? A pesar de que pareces derretirte ante el placer, estás tan blanca como si fueras a morir.

Ayato (5:12): ¿Lo deseas tanto que no puedes aguantar? ¿O estás asustada? Oye, te estoy preguntando, así que responde *muerde levemente*. ¿Estás tan mal que con esto reaccionas así? Estás muy excitada. Ya sé, voy a morder levemente todo tu cuerpo, ya que no es común que te vea en un estado tan interesante. No tiene sentido oponerte, no vas a liberarte de esa forma. ¡Ah...! ¡Oye! ¡No patees mi bolso! ¿Lo hiciste a propósito? *va a recoger algo que cayó del bolso*. No se ha roto... 

Ayato (6:14): Oye, perdí el ánimo con eso. Regresemos. Vamos, date prisa y levántate. No succioné tanto como para dejarte anémica. Si no te levantas te dejaré atrás. Oye, tomemos un desvío cuando regresemos, sería aburrido volver de inmediato. ¿Qué sucede? Otra vez estás pálido. Hoy estás más rara de lo normal.

*luego*

Ayato (6:58): *entra a la mansión* La tú de antes estuvo increíble, estando en cunclillas en medio de la calle, con la respiración agitada. Todos a nuestro alrededor estaban observando. No es mi culpa, ¿quién fue la que no pudo aguantar? Solo te mordí una vez y acabaste en ese estado. ¿Qué tanto gritaste? Ah, que molesta, molesta. Ya te he escuchado decir eso ya muchas veces. Dirás que lo que sucedió después de clases y lo del desvío ocurrió por segunda vez, ¿no? Como si el tiempo hubiera vuelto atrás. Y que como te mordí varias veces tu cuerpo te escocía. Tu imaginación es muy problemática.

Ayato (7:51): ¡No te quejes! Si el tiempo volvió atrás, entonces muéstrame una prueba, una prueba. Ja, no puedes demostrarlo. Bueno, como hoy fue un buen día me da igual. Oye, tú también lo piensas, ¿no? Que sería bueno volver a vivir este día...

*manecillas girando hacia atrás*

*campanadas*

Ayato (8:45): *durmiendo* Hm... ¿Hm...? Hn... ¿Ya acabó la clase? Qué? Pero si todos ya se fueron. A esta hora la limusina ya debe de haberse ido. Oye, despiértame antes. Eres una pecho plano inútil. ¿Qué sucede? Estás pálida. 


Track 4: El aroma se intensifica

Ayato: ¿Por qué te quedas allí distraída? Además, ¿qué es este dulce aroma? ¿Acaso empezaste a desear mis colmillos a pesar de que no te he hecho nada? Si tanto insistes, entonces puedo darte mis colmillos. Oh, ¿qué pasa? No me agarres tan de repente. ¿Ah? ¿Qué estás diciendo? Que el tiempo anda volviendo atrás... ¿No habrás visto demasiadas películas raras? ¿Entonces intentas decir que hemos vivido varias veces este escenario después de las clases? Estás muy medio dormida. Más importante, tras despertar tengo sed, déjame beber tu sangre.

Ayato (1:01): Tu cuerpo está muy caliente, en este estado no importa que tanto te resistas no serás convincente. ¿Aún seguirás con eso? Estás tan caliente porque antes succioné y porque lo recuerdas, ¿eso intentas decir? Entonces con mayor razón, estás en este estado por recordar el placer que te dieron mis colmillos, ¿no? ¿Qué tanto te has ahogado? ¿No será que tu cuerpo ya no puede vivir sin el placer? ¡Ah! Oye, ¿por qué te alejas? Quédate tranquila. ¿Ah? No tiene nada de divertido volver de inmediato. Si no juego hasta estar satisfecho no tendré ganas de regresar.

Ayato (2:06): Tch... ¿A quién vas a llamar? Oye, deshazte de eso *arroja tu celular*. No llames a nadie. Se acabaron las clases, solo debes dejar que succione tu sangre sin que pienses en nada más. Antes también lo hiciste, ¿no? ¿Qué? ¡...! Demonios... lo dije... 

Ayato (2:42): Cuando dije ''antes'' me refería a... Maldición, es un fastidio crear una excusa. Ya me estoy empezando a aburrir, así que ya fue suficiente. Voy a mostrarte algo interesante *saca algo de su bolso*. Me alegra que no se rompiera cuando pateaste mi bolso, es más resistente de lo que pensé. Mira este reloj de arena. Es de color rojo, parece sangre, ¿no? Cuando el viejo me llamó para que fuera al castillo pensé que sería una lastima volver así nada más, así que me lo traje de su habitación. Parece que tiene magia dentro, así que luego de jugar un poco con él me percaté, que al usarlo podía volver en el tiempo.

Ayato (3:42): ¿Al fin te diste cuenta? Yo estuve repitiendo todo, este escenario después de clases, una y otra vez. Y fingí no saber nada para que no te percataras. La razón es obvia. Para poder monopolizarte y succionar tu deliciosa sangre una y otra vez sin que nadie, ni mis hermanos ni nadie más nos interrumpiera. Además, por más que succione, si vuelvo en el tiempo no vas a colapsar. Podré lastimarte cuantas veces quiera, una y otra y otra y otra vez. ¡Es lo mejor!

Ayato (4:43): Ahora, entrégate ante mí una vez más *huyes de la sala*. ¡Ja! ¡No vas a escapar!

*en la ciudad*

Ayato (5:04): Pensé que ibas a ir a la policía, pero al final, ¿planeabas correr hasta la casa? Bueno,  me lo imaginaba, ya que no tiene sentido pedirle ayuda a unos humanos normales. Por cierto, dejaste tu bolso en la sala de clases. Toma, ¿por qué no intentas llamar a alguien con tu celular como lo ibas a hacer antes? ¿Qué? ¿Acaso no necesitas tus cosas? Y eso que me tomé la molestia de traerlas *suelta tu bolso*. ¿Entonces? ¿Aún estando tan agitada pretendes seguir huyendo? Perfecto, no importa a donde vayas, de todos modos *aparece a tu lado* no podrás huir de mí *huyes*.

Ayato (6:02): No tiene sentido que corras.

*manecillas hacia atrás*

*campanadas*

Ayato (6:17): *bostezo* Dormí bien. ¿Entonces? Regresaste, pecho plano. Mientras use el reloj de arena podré volver cuanto quiera en el tiempo. Siempre podré volver a este momento. Ya ríndete de una vez, no irás a ningún lado. Divirtámonos en este sangriento fin de clases.


Track 5: No tienes escapatoria

Ayato: Ahora, primero debo castigarte por huir de mí. Te atormentaré lo suficiente como para que ya no quieras volver a escapar. Ja, no sabes cuando rendirte. Pero si sigues retrocediendo chocarás con la pared. Te arrebataste tu misma la oportunidad de huir, es como si me pidieras que te atacara. Oye, las clases son molestas, ¿pero no crees que es genial cuando acaban? Uno puede usar el tiempo en lo que quiera y sin importar lo que haga nadie puede reclamarme. En todas las veces que repetí este momento, nunca me aburrí. Este momento después de clases, sin importar cuanto te acorrale, sin importar cuanto consuma de ti, tus gritos y tu rostro deformado me excitan al máximo.

Ayato (1:12): ¿Entonces? ¿Cómo se siente saber que manipulé el tiempo? Luego de jugar una y otra vez contigo, ¿cómo te sientes? Je, no detendré ahora un juego tan divertido. Cómo lo he repetido ya lo sabes, ¿no? En estos momentos estoy sediento. Todas aquellas veces la ropa estorbó, haré que sea más fácil el succionar *desgarra tu ropa*. ¿Por qué alzas la voz ahora? Ya estás acostumbrada a esto. Antes te desnudé muchas veces. ¿O acaso intentas seducirme? Entonces no fue un buen intento. Déjame oír una voz mejor.

Ayato (2:18): Jaja, increíble. Debe ser duro para ti el estar tan caliente, ¿no? Pensar que estarias así solo por tus recuerdos, no me lo imaginé. Oye, recuerdas todas las mordidas que te di, ¿no? La sensación de dolor ante mis colmillos desgarrándote, el como tu sangre ardía... asegúrate de recordarlo bien, ya que te introduciré un placer aún mayor. Haré que te sientas mejor que nunca *muerde*. 

Ayato (3:15): No colapses todavía, vamos, párate por tu cuenta. Te dije que este era un castigo por intentar escapar. No tienes permitido aferrarte de mí. Si vuelves a sentarte sin mi permiso en verdad succionaré desde cada zona de ti, hasta secarte. No me importa si mueres, ya que solo debo volver en el tiempo, aunque creo que recordarás el severo dolor de haber sido perforada por mis colmillos. Que cara tan patética. No me aburro de verte asustada. A pesar de que hago lo que quiera contigo no puedes escapar. Pero eso también te gusta, ¿no? Te hace feliz que haga un alboroto contigo, ¿verdad?

Ayato (4:20): Aunque no necesito escuchar tu respuesta para saberlo. Otra vez el olor de tu sangre se ha vuelto dulce. Oye, desde hace un rato que tus rodillas han estado temblando. Si te cuesta tanto mantenerte de pie, entonces afírmate de la pared, vamos, date la vuelta *te das la vuelta*. Así no tendrás que ver como succiono, ¿no? Agradece que sea tan amable, aunque estando detrás de ti no sabrás que puedo hacerte *beso*. Je, en verdad se ha vuelto muy dulce, creo que podría embriagarme solo con el aroma. ¿Qué sensación queda en ti luego de que succiono? ¿Acaso te excitas con solo recordarlo?

Ayato (5:20): ¿O acaso tu cuerpo lo recuerdo? Bueno, de todos modos pareces un gato en celo. A este paso, ¿qué te sucederá si sigo volviendo en el tiempo? Jajaja. ¿Quieres que deje de volver en el tiempo? Entonces di esto ''Ayato-sama, se lo ruego, ya no use el reloj de arena por favor, a cambio puede succionar cuanta sangre quiera''. Si no lo dices, entonces no me molesta seguir volviendo en el tiempo, aunque puede que enloquezcas al ser mordida tantas veces por mí.

Ayato (6:18): Je, al fin lo dijiste. Perfecto, succionaré cuanto quiera *muerde*. Esto es peligroso... yo también me estoy calentando. Oye, tú también te sientes genial, ¿no? Recuerda bien esta sensación, retrocederé el tiempo hasta que termines en este estado. ¿Pensabas que me detendría si me obedecías? Tonta, nadie dijo que iba a detenerme.

*retrocede el tiempo*

Ayato (7:20): Ja, es un fastidio que el uniforme que destruí haya vuelto a la normalidad. Oye, te escuece, ¿no? Tu sangre huele increíblemente dulce y eso que todavía no le he hecho nada a tu cuerpo. Aquí, las marcas de mis colmillos que reescribí han desaparecido, aunque es normal. Ja, ¿solo con tocarte ya te volviste incapaz de aguantar? Es normal, si en tu mente está la imagen de haberte succionado una y otra vez, entonces es normal que esté hecha un lío. Quieres que te clave mis colmillos lo más profundamente posible, ¿no? Que te muerda con fuerza, que introduzca mi lengua, si no es un impacto doloroso no estarás satisfecha, ¿no?

Ayato (8:25): Dilo, ¿qué quieres que te haga? Vamos, dilo. Je, ¿tanto me deseas? Entonces demuéstralo. Intenta rogarme en donde quieres mis colmillos *te desvistes*. Tienes que estar muy encendida si eres tú quien se quita el uniforme por cuenta propia. Esta piel aún no ha sido lastimada, pero desborda olor a sangre. ¿Solo con tocarte reaccionas así? ¿Tanto deseas que te lastime como para empezar a llorar? Entonces puede que juegue por un rato. Suena divertido que tanto podrás aguantar luego de que recibas aquello que deseas. Y si te disgusta sabes perfectamente qué hacer.

Ayato (9:37): Perfecto, los clavaré lo más profundamente posible, enloquece *muerde*. Siento como si mi garganta fuera a quemarse, creo que yo también enloqueceré. Oye, tú también estás así, ¿no? Que te hagan esto luego de recordar el placer... Pero este no es el final, si vuelvo en el tiempo podré hacer esto eternamente sin que tu sangre se agote. Aunque colapses puedo volver, aunque succione toda tu sangre podré volver. Te encerraré eternamente de esa forma.

Ayato (10:38): Ja, ¿aún dirás eso? ¿Te da miedo que siga haciendo esto? Sería peligroso que volviera otra vez. Pero está bien, ¿no? Valdrá la pena ver como te haces pedazos. Como yo me divierto tú también lo haces, ¿no? Bueno, voy a volver una vez más. Ese rostro lloroso lleno de desesperación es irresistible. Estoy ansioso por ver cuanto duras sin enloquecer.


Track 6: Epílogo

Ayato: Vaya, colapsó. Parece que succioné demasiado. Ah, la sangre se está derramando, que desperdicio *lame*. ¿Ah? Jaja, incluso dormida se está excitando. Perfecto, siénteme siempre. Graba bien en ti a quién le perteneces. Cuando despiertes lo haremos de nuevo. Volveré a darte mis colmillos luego de jugar mucho tras ver tu rostro asustado. Una y otra y otra vez... te haré enloquecer. Haré que ya no puedas vivir sin más. Oye, a ti también te hace feliz, ¿no? Serás eternamente mía.


Deluxe Edition CD [Another Story ]

Ayato: ¿Uhm? Al fin despiertas. Debes saber que ocurre si gritas al ver mi rostro, ya te percataste de qué voy a hacer, ¿no? Voy a volver otra vez en el tiempo, ya que  cada vez que succiono tu sangre esta se vuelve más dulce. Puede que hasta termine como la carne cuando se convierte en estofado. No tiene sentido que escapas, ya que usaré esto para volver una y otra vez en el tiempo y te devoraré eternamente *se rompe el reloj*. ¿Eh? ¿Qué? ¿Qué le pasó a esta cosa? Tiene una grieta, ¿acaso...? *intenta usarlo* No puedo regresar... Vaya, ¿ya se le acabó la magia? Que aburrido.

Ayato (1:17): Rayos, justo cuando me estaba emocionando. Los juguetes del viejo son inútiles. Bueno, jugué bastante, así que es normal. Oye, ya regresemos. ¿Por qué pones esa expresión tan tonta? ¿Eh? Te dije que el reloj de arena se quedó sin magia, como era de esperar, no puedo volver eternamente en el tiempo. Es obvio que estas cosas tienen un límite de uso. Así es, un límite de uso, pero no habría sido divertido si te lo hubiera dicho. Te engañé. ¿En verdad pensaste que seguiría así eternamente? Que torpe eres, debiste darte cuenta. Bueno, gracias a eso me divertí, así que da igual.

Ayato (2:16): Hace tiempo que no veía tu rostro completamente lleno de terror. Estabas pálida y tu cuerpo temblaba de un lado a otro, jajaja, me dio mucha risa. ¿Ah? ¿Qué pasa? Luces peor que antes... De hecho tu expresión está muerta. Demonios... ¿me pasé...? Ah, ya sabes, es eso, no es bueno aburrirse, así que te di un impacto a mi estilo, agradéceme *le arrojas cosas*. ¡Espera! ¡Solo me burlé un poco! *sigues arrojándole cosas*.

*otro día*

Ayato (3:15): *toca tu puerta* ¡Oye! Me estás escuchando, ¿no?  ¿Cuánto tiempo más pretendes estar encerrada en tu habitación? No responde... ¿Qué le pasa? Solo estaba jugando... No baja a comer y tampoco responde mis llamadas ni mis mensajes. ¿Quedó tan en shock? Bueno, puede que yo me haya pasado un poco... pero era ella la que estaba feliz de que succionara. Así es, no entiendo porque se enoja luego de esparcir ese dulce aroma. Por eso yo no hice nada malo, es su culpa por sentirse herida. 

Ayato (4:09): Bueno, puedo recapacitar un poco... Creo que me pasé para haber sido solo una broma... Ah... quiero usar el reloj de arena y volver en el tiempo... Como pensé, esta cosa se quedó sin magia, aunque quiera volver no puedo. De hecho, querer volver en el tiempo y arreglar todo no va con mi personalidad, ¿verdad? *arroja el reloj* Suficiente, basta, no es típico de mí el estarme lamentando. Esto es mucho más rápido que volver en el tiempo. ¡Oye pecho plano! ¡¡Voy a entrar!! *hecha abajo la puerta*

Ayato (5:01): Je, debí haber destrozado la puerta desde un principio. Cállate, solo hay que repararla después, además, es tu culpa por encerrarte e ignorarme. ¡Oye! ¡No te ocultes con la almohada! ¡Déjame ver tu cara! ¡Maldición! ¡No armes escándalo! ¡Deja de parlotear! *te quita la almohada* ¡Solo quédate quieta! *beso* Al fin te quedaste tranquila... No estés siempre enojada, anímate con eso. El gran Ayato se dio la molestia de venir hasta aquí, agradece eso.

Ayato (6:00): T-te estoy diciendo... que lo lamento... ¿Te animaste...? ¿De verdad...? Rayos, mira que causarme problemas. Escucha, tú debes estar a mi lado, no te perdonaré si te vuelvas a alejar. Aunque yo... ya dejaré de engañarte... ¿Hm? Entonces con esto cerramos esta conversación. Ah... usé fuerzas de más. Vamos, date prisa y ven, ya que aún queda comida. Me aseguré de tomar tu parte, agradécele al gran Ayato.

Ayato (7:04): Rayos, que tipa tan alegre, a pesar de que antes estabas toda deprimida. Bueno, aunque eso es típico de ti. Ah, cierto, la verdad es que no me traje solo el reloj de arena, había un aderezo interesante, así que lo usé en tu comida de hoy. ¿Ah? ¿Qué pasa? Esta vez te lo dije antes de que comieras, el gran yo no volverá a cometer el mismo error. Incluso te diré que efectos tiene, así que se agradecida. Primero, cuando comes un bocado-- *huyes* ¡Oye! ¡Espera! ¿Por qué huyes? ¡Oye pecho plano! ¡¡Espera!! *te persigue*



SF: ¡¡¿PERO QUÉ DEMONIOS ESTÁS HACIENDO AYATO?! ¡TE ACABAS DE PASAR! ¡¡¡AYATO!!! ¡¡¡AYATO!!!!
O sea, sé que esta es una saga sádica, pero se supone que ya la amas, gracias Rejet por recordarme lo maldito que es.
Ahora con esta trama en mente... ¡¡TENGO MIEDO!! ¡¡LA IDEA DE ESTE RELOJ DE ARENA EN LAS MANOS DE LAITO O KINO ME DA MIEDO!! ¡¡TENGO MIEDO, MUCHO MIEDO!!
Y sobre el CD Deluxe, gracias al cielo que se disculpa porque sino odio a Ayato de por vida.
PD: ¡¡LA PUERTA!! ¡¡ESTA MANSIÓN YA TIENE SUFICIENTE CON SUBARU!!
Espero que les haya gustado, no olviden comentarme qué les pareció y nos vemos en otra traducción ^^

7 comentarios:

  1. Gracias por tomarte la molestia de traducir esto!!❤️❤️ Lo amé, realmente quedé loca, su concepto de amor da miedo pero eso es uno de los encantos de DL

    ResponderEliminar
  2. Ok, pensé que iba a tener otro final, uno menos sádico ;-;
    De todas maneras me encanto tu traducción, muchas gracias!!! ❤

    ResponderEliminar
  3. Se fue al carajo, digno hijo de su padre retrocediendo en el tiempo(? ¡¡Menos mal que al comienzo del CD dice que ella es su novia!! Pa' qué quiero enemigos teniéndolo a él.
    Como traductora pienso en lo agobiante que debe ser escribir las mismas frases una y otra vez :P.
    M¡gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  4. Holaa gracias por traducir el CD, este Ayato esta super locoo y pensar que ya esta enamorado jajaaja

    ResponderEliminar
  5. Ayato marico de mierda jajaj , estai mas pitiao , aun asi te amo <3 GRACIAS POR TRADUCIR :*

    ResponderEliminar
  6. I'm done!!! Ayato tu! ! Heh y que a pesar que en zero hubo desarrollo/no lo amo pero no es malo/... Gracias por tomarte el tiempo de traducir!!

    ResponderEliminar
  7. La próxima vez Karl debería mantener sus relojes fuera del alcance de Ayato (y de cualquiera de sus hijos). 😂 No lo voy a negar, hubo partes donde Ayato en verdad me dio miedo, la escena donde está persiguiendo a Yui en la calle fue aterradora, parecía un auténtico depredador cazando a su presa... Después de leer algo tan dulce y bonito como la ruta CL de Kou este CD se siente abismalmente contrastante. 😰 De todas formas no voy a negar que me encantó, este es de lejos el CD Drama de Ayato que más me ha gustado, además la voz de Hikaru Midorikawa es demasiado para mis oídos, >\\\\< no sé cómo rayos lo hacen pero hay momentos donde en verdad sientes que te están susurrando en el oído. ❤❤❤

    Muchas gracias por la traducción y disculpa tardar un siglo en comentar. 😣

    ResponderEliminar

10 Reyes de la semana